Publicado el Deja un comentario

LA GESTIÓN DEL ORDEN QUE NO GARANTIZA SEGURIDAD

Carta abierta al Sr. Gobernador:

Estimado gobernador, todo estado democrático, está obligado a mantener niveles aceptables de seguridad para que sea posible el ejercicio de los derechos y libertades individuales de todos y cada uno de los ciudadanos.

Esa es la doble misión de la Seguridad Ciudadana, proteger los derechos y garantías de la sociedad, al tiempo que garantiza su seguridad.

Volver al viejo concepto indeterminado de orden público, predemocrático y propio de la dictadura parece no haber funcionado. 

Orden público y seguridad ciudadana son conceptos distintos; tan diferentes son, que bien podría decirse que son los que marcan la frontera que separa y permite distinguir entre un Estado autoritario y un Estado democrático.

La seguridad ciudadana es la ausencia de violencia y de actos delictivos que permita a los ciudadanos ejercer sus libertades. Está destinado a potenciar y mantener las condiciones materiales necesarias para garantizar la paz en la vida pública de los ciudadanos.

En los últimos días su gobierno dio muestras claras de que se le hace imposible garantizar las condiciones mínimas para el ejercicio de los derechos políticos de los ciudadanos.

El ataque a la candidata a Concejal del Departamento de Godoy Cruz y el incendio de la Unidad Básica de Unidad Ciudadana en la Ciudad de Luján de Cuyo, demuestra que el orden que usted tanto pregona, está lejos de garantizar la paz social en un clima preelectoral.

Las potestades de un Sistema de Seguridad limitador de los derechos de los ciudadanos, no puede depender de la interpretación que haga la administración de conceptos jurídicos indeterminados, como las razones de orden público, que sirvieron en en tiempos pasados para limitar derechos.

Su gobierno ha sido muy efectivo a la hora de procesar y/o multar dirigentes políticos y sociales que hacían legítimo uso del derecho a manifestarse en contra de su régimen y el de su conductor político, Macri.

Los hechos ocurridos recientemente, previamente descritos, demuestran a las claras que, el tan mentado orden que usted declama está lejos de contribuir a la construcción de un Sistema de Seguridad Ciudadana, propio de una sociedad que pretende vivir en democracia, ejerciendo plenamente sus derechos consagrados en la constitución y las leyes vigentes.

Saluda a usted con distinguida consideración. 

Alejandro Gil 

DNI 18.082.310

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + 15 =