Dante Moreno

La economía provincial post-Cornejo

Nota

DANTE MORENO

En su discurso de apertura de sesiones ordinarias de 2016, el ex-Gobernador Cornejo utilizo una frase muy aplaudida por los presentes en el recinto de la Legislatura:

“Quiero gasto público eficiente. Lo quiero bien financiado. Que haya crecimiento económico y que se agrande la torta de nuestra economía, que va en mejoría pero que todavía no obtiene resultados. Somos los primeros en reconocerlo, no hace falta que nos lo digan, como si todos los problemas, como la inflación o la recesión, hubiesen arrancado hace cuatro meses”.

Con la finalización de su mandato es saludable intentar una evaluación de su gestión e identificar la herencia al sucesor.

Endeudamiento

Al 30/09/2019 y de acuerdo a los datos registrados en el informe Stock de Deuda Publica que emite el Ministerio de Hacienda y Finanzas de Mendoza la provincia registra una deuda consolidada de $ 70.108 millones, este importe es un 380% mayor al vigente el 31/12/2015 cuyo monto era de $ 14.590 millones. El argumento más utilizado por el gobierno provincial para justificar el pedido de autorización legislativa para emitir deuda, fue la herencia recibida, herencia de la cual una parte de responsabilidad bien podría asignársela al ex-Gobernador Cornejo que, en su rol de intendente de Godoy Cruz y referente político de la oposición política al gobierno de F. Pérez, fue el mentor de las acciones para bloquear posible ayuda financiera a una administración del PJ en su última etapa de gestión.

A la luz de los acontecimientos económicos en los últimos tres años y once meses, es factible atribuir el actual volumen de endeudamiento de la provincia a una errónea lectura de los potenciales escenarios financieros, que aunado a una vocación de generar una imagen de futuro más ligado al relato que al análisis de la realidad, ha dado origen a un esquema de finanzas publicas con más dudas que certezas.

Consumo

Las medidas de política económica adoptadas en Balcarce 50 de CABA, han deteriorado el poder de compra de salarios, jubilaciones y ayudas económicas a familias vulnerables, y han profundizado la caída de ventas. Los datos de la encuesta a supermercados en Mendoza (DEIE) exponen que al comparar el periodo temporal enero-septiembre de 2019 con igual segmento de tiempo de 2015, se verifica una caída del 21,0%. En ese paquete de datos se observa que un rubro alimenticio como panadería y carnes, registran una reducción del 6,0% y 8,9% respectivamente.

Un caso digno de destacar es la venta de combustibles, la Secretaria de Energía de la Nación informa que la venta de gas oil medido en metros cúbicos, en las estaciones de servicio de Mendoza para el periodo enero-mayo de 2019 han sido menor a igual periodo de 2015 (144.868 mᵌ vs 187.644 mᵌ), esto representa un retroceso del 22,8%. El dato adquiere relevancia ya que el agro y el transporte son importantes consumidores de este tipo de combustible.

Otro ítem con datos negativos es el consumo de cemento portland en territorio mendocino, según la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP), el consumo en el periodo enero-noviembre/2019, fue de 519.573 toneladas, que representa un 8,5%% menor al mismo periodo temporal de 2015 (568.118 Tn). Es claro que la obra pública y privada no han tenido el despegue tan publicitado desde el gobierno, toda vez que el insumo más importante (cemento) no ha logrado superar el valor previo a la llegada de la nueva administración.

Empleo

INDEC en su informe “Mercado de trabajo. Tasas e indicadores socioeconómicos (EPH)” publicado el 19/09/2019, expone que la tasa de desempleo del Gran Mendoza en el 2do. trimestre de 2019 fue del 8,8% valor que permite inferir la ausencia de una estrategia de contención, por lo tanto, la desocupación laboral trimestre a trimestre se ha incrementado de forma alarmante. El valor registrado representa un 100% superior a igual periodo de 2016 (4,4%). Un análisis simple de datos oficiales como el del Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial elaborado por el Ex-Ministerio de Trabajo de la Nación, permite identificar que la industria manufacturera de Mendoza es el sector más golpeado, al comprar el 1er trimestre de 2015 con el del año 2019, se distingue la pérdida de 4.764 puestos de trabajo registrado del sector privado.

PBG

A la situación previamente descripta se debe adicionar que la economía provincial está virtualmente paralizada, según la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE) de Mendoza, el Producto Bruto Geográfico (PBG) provincial registra para el periodo 2016-2018 un acumulado negativo del 3,3%. Si en el año 2019 el PBG vuelve a registrar un crecimiento nulo o negativo la gestión del Gobernador Cornejo estará muy lejos de los resultados económicos obtenidos en la administración de los Gobernadores Francisco Pérez y Celso Jaque (+7,5% y +3,5% respectivamente).

Exportaciones

Los datos oficiales establecen que las ventas de Mendoza al mercado externo en el primer trimestre de 2019 totalizaron la suma de USD FOB 693,3 millones, que representa una caída del 2,9% respecto del mismo periodo de tiempo del año 2018. Si la comparación se hace con el 1er semestre de 2015, se identifica un incremento de 4,1% medido de punta a punta. Las estadísticas demuestran que hasta el año 2012 las exportaciones anuales mendocinas tuvieron un comportamiento incremental, con posterioridad a esa fecha los volúmenes de ventas empezaron a declinar hasta el año 2016, con posterioridad se identifica una tenue recuperación empujada por las sucesivas devaluaciones del peso argentino respecto del dólar estadounidenses.

En este proceso las exportaciones provinciales no exhiben un posicionamiento efectivo en el mercado internacional con excepción del vino. La ausencia de una política de promoción y apoyo a los núcleos exportadores locales ha derivado en un constante deterioro del esquema de ventas al exterior, sin capacidad de reacción y cuyas opciones de supervivencia en un contexto de alta competencia es la devaluación de su moneda.

Realidad o expectativas

En una etapa pobre en definiciones económicas, las críticas, las advertencias y las amenazas no permite inferir las potenciales propuestas de política económica para el 2020 en el ámbito local. El cierre del presente año trae más errores que aciertos y en el inicio del año próximo el desafío es realizar un diagnóstico, sin ataduras a “una economía del deseo”. La búsqueda de revertir el actual proceso impone una mejora modesta pero real, apoyada por cifras incontratables, que van desde el aumento de la construcción, el incremento en la comercialización de bienes de consumo masivos y la recuperación dinámica del empleo.

Con un gobierno nacional cuyo mandato termino y no renueva, que ha desmejorado todas las variables macroeconómicas y un gobierno provincial que exhibe continuidad política y alta incertidumbre en el desempeño económico futuro, la sociedad mendocina deberá enfrentar sobresaltos de magnitud y fuertes restricciones.

Dante R. MORENO

Economista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × tres =