Respuesta al Diputado Nacional Alfredo Cornejo

Nota

Sobre su nota “La perversa justificación del narcotráfico”, publicada en Infobae el 4 de enero de 2020

Por Alejandro Gil

El aumento de la incautación de drogas, sin considerar el aumento del consumo de las mismas, es una falacia.

Se incautan más drogas porque se venden más drogas, se venden más drogas, porque se consumen más drogas.

Tanto la Ex Ministra de Seguridad, como usted, no entienden, o no quieren entender (para ser benévolos) o, simplemente pretenden alimentar la quimera del éxito en la lucha contra el narcotráfico, con el objeto de esconder el estrepitoso fracaso del gobierno nacional, y el mendocino que encabezó, en la prevención del consumo de estupefacientes.

Sobre las certezas del Protocolo de Uso de Armas, sería bueno que se lo explicara a los padres, a la novia o al bebé que dejó medio huérfano el “Bocha” Rego, un joven que había olvidado los papeles de su camioneta recien comprada, se fue de un control de Prefectura y fue abatido de un disparo en la nuca, o al juez que en febrero tendrá que enfrentar Chocobar. NINGÚN PROTOCOLO MODIFICA EL CÓDIGO PENAL.

Bueno pero qué se le puede decir a usted sobre precisiones penales. Por qué no cuenta a los mendocinos, y al país si quiere, cuántas personas estuvieron detenidas, con prisión preventiva, con indicios y pruebas de dudosa procedencia, y fueron declaradas inocentes en juicio durante su mandato? Qué pérdidas sufrieron esas personas? Quién o quiénes se harán cargo de esas pérdidas? 

No se trata de atar o soltar las manos a las fuerzas de seguridad. En la Cárcel de Mendoza, hay varios ex policías que actuaron con las manos desatadas, no hay que repetir la historia, ser legislador

La demagogia punitiva es eso, demagogia, y más temprano que tarde, todos los mendocinos tendremos que pagar los costos de la suya.

La disolución de la Subsecretaría de Lucha Contra el Narcotráfico, no implica dejar de perseguir ese tipo de delitos, no vi que el gobierno de Macri se hallan cerrado hospitales cuando eliminó el Ministerio de Salud, tampoco lo escuchamos a usted decir nada el respecto en ese momento.

Las fuerzas federales no necesitan de una sobre dimencionada estructura administrativa para contrarrestar el narcotráfico, muy por el contrario, el gobierno nacional necesita reasignar los recursos que la ex ministra mal gastaba en marketing para que, por ejemplo, el Ministerio de Salud, cuya disolución usted apoyó, cuente con los recursos necesarios para una verdadera política de prevención del consumo de estupefacientes.

Usted dice: “Especialistas en adicciones aseguran que el problema es la pasta base, ya que es la sustancia que mayoritariamente consumen, junto a la cocaína, los delincuentes”.

No sé qué es más grave, la estigmatización de la pobreza que usted señala, o la estigmatización del consumo que realiza.

Un adicto, es una persona enferma, NO UN DELINCUENTE, como usted sugiere cuando escribe “esa burrada”.

Obviamente, no ha hablado con especialistas, o simplemente, miente como lo hizo durante estos años. .

De acuerdo a las estadísticas de la SEDRONAR, el psicoactivo de mayor consumo, es el alcohol, le sigue la mariguana, luego la cocaína, le siguen las drogas de diseño (cuyo consumo ha crecido fuertemente en los últimos años) y por último la pasta base, que es el residual de las cocinas de cocaína.

Desarmar la subsecretaría, sólo implica que se disminuye el costo administrativo de la persecución del delito de producción y comercialización de estupefacientes. Los subsecretarios y directores no investigan ni realizan procedimientos de narcocriminalidad. 

Según el Código Procesal Penal de la Nación, la investigación la conduce un Fiscal Federal, y la realizan las fuerzas que él determine convenientes.

Le doy algunas precisiones que deduzco, tendrá la nueva conducción del Ministerio de Seguridad de la Nación:

  • No se va a seguir criminalizando el consumo de sustancias psicoactivas, la pertenencia a comunidades originarias, el ejercicio del derecho a la protesta.
  • No se va a tolerar ninguna violación a los Derechos Humanos por parte de ninguna de las fuerzas.
  • Se va a profundizar la profesionalización de sus cuadros para un mejor desempeño de su función.
  • Se va a dar un trato humano a cada uno de los integrantes de la Gendarmería, Policía Federal y Prefectura.
  • Seguramente, como en todo Estado de Derecho que se precie de tal, se va a respetar la Constitución Nacional y las leyes que el Congreso, del que usted forma parte, dicte.

Lo perverso, es el engaño, una práctica muy usual en los últimos cuatro años, tanto en la Nación, como en Mendoza, estaría bueno que ya no se haga… que ya no la haga.

Alejandro Gil
Ex Subsecretario de Relaciones con la Comunidad
Ex Director de Participación Comunitaria
Ex Director de Apoyo a la Comunidad
del Ministerio de Seguridad de Mendoza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + veinte =