MENDOZA y sus misterios..

Nota

Por MARCELO LOPEZ

Fuimos a buscar a Marcelo LOPEZ, de profesión abogado y de oficio buen tipo, quien nos lleva en un viaje imaginario por el NUEVO CANCIONERO CUYANO, recuerda sus fundadores, se refiere a ellos con admiración y recuerda haber tocado con ellos. Y nos plantea que por alguna razón siempre se vuelve a Mendoza, nos sugiere como corolario escuchar a Mercedes Sosa haciendo “Zamba de los adioses”

Cae la tarde en los sauces
a la orilla del canal,
la luz cumbreña derrumba otra vez
en la montaña un imperio de sol,
todo el paisaje parece decir adiós
por esa luz que se va.

Venga la luna del otoño
sube y sube el arenal
sobre las viñas derrama su luz
luna de marzo, rocío y canción
me va pisando la sombra porque me voy
peinando la soledad.

Cómo olvidar el agua
que andaba en la acequia regando tonadas
cuando eras leyenda, Mendoza mía,
bajo el cielo enorme
de luz zurriaga.
Hoy se quedó en la ausencia
y el corazón no sabe decir adiós.

Cuando te piense de lejos
patria verde del lagar
volveré niño aromado de amor
al viento brujo del cañaveral
Iré a hondazos de sueños por el canal
mirando el adiós pasar.

Nadie se va de Mendoza
aunque piense que se va.
Madre es la tierra y el hombre raíz
árbol que crece en la paz estival
quedó durando en tu sangre porque yo soy
guitarra que volverá.

Composición: Armando Tejada Gómez / Tito Francia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × tres =