DÍA DEL PENSAMIENTO NACIONAL

Nota POLÍTICA NACIONAL

Por Redacción

¿POR QUÉ SE CELEBRA HOY EL DÍA DEL PENSAMIENTO NACIONAL?
El 13 de noviembre de 1901 nació Arturo Jauretche, intelectual, militante y ensayista que dedicó su vida a reflexionar sobre la política argentina.
Hoy se conmemora en homenaje al nacimiento del intelectual, militante radical y funcionario del primer gobierno peronista Arturo Jaureteche el Día del Pensamiento Nacional. En 2004, el Poder Legislativo sancionó la ley 25844, promulgada por el presidente Néstor Kirchner, que señalaba la fecha para recordar al notable y polémico pensador argentino.
El 13 de noviembre de 1901 nacía en Lincoln, provincia de Buenos Aires, Jauretche. Destacado dirigente de la Unión Cívica Radical (UCR) fue funcionario del segundo gobierno del presidente Hipólito Yrigoyen en 1928 y, tras el golpe de Estado de los generales José Félix Uriburu y Agustín P. Justo, pasó a la resistencia de la dictadura nacionalista.
Participó del levantamiento de Paso de los Libres, que en 1933, liderado por radicales yrigoyenistas cruzó el río Uruguay desde Brasil y tomó por asalto la ciudad correntina. La revuelta fue derrotada por el gobierno de facto y Jauretche, encarcelado. En prisión escribió el poema gauchesco “El paso de los libres”, que fue prologado por un joven Jorge Luis Borges.
Junto a un grupo de partidarios radicales, entre los que se contaban Raúl Scalabrini Ortiz, Gabriel del Mazo y Luis Dellepiane, fundó la Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina (Forja), que tuvo un relevante peso en la política nacional. Después se convirtió en uno de los primeros entusiastas partidarios del peronismo.
Cuando Juan Domingo Perón fue elegido presidente, en febrero de 1946, fue nombrado director del Banco Provincia, pero en enero de 1950 renunció por diferencias con la orientación económica del Banco Central. Desde ahí mantuvo una distancia crítica no con el líder del justicialismo sino con sus entorno más cercano.


Tras la caída del segundo gobierno de Perón se exilió en Uruguay, donde se abocó a la escritura, publicando en 1968 una de sus obras más influyentes, “Manual de zonceras argentinas”. Otros de sus celebrados ensayos son “Los profetas del odio” (1957), “El medio pelo en la sociedad argentina” (1966) y “Filo, contrafilo y punta” (1969).
Si bien en 1972 expresó su apoyo al regreso de Perón al país, tuvo serias disidencias con el corrimiento a la derecha de su antiguo líder político y también con los sectores juveniles del justicialismo que promovían la lucha armada. Su posición le trajo apologías y rechazos tanto dentro del peronismo como en la oposición.
A lo largo de su vida, Jauretche desató más de una polémica. La última cuando la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en su segunda presidencia, creó la Secretaría de Coordinación Estratégica del Pensamiento Nacional y puso al frente del organismo a Ricardo Foster.
Pero, el gobierno neoliberal con Mauricio Macri a la cabeza, la disolvió en su segundo día de gobierno.


Si hay rasgo que distinguió a Jauretche, según lo señalan los historiadores y también aquellos que lo conocieron, es que, además de ser un intelectual, fue un hombre de acción dispuesto a defender sus ideas poniendo el cuerpo. Murió el 25 de mayo de 1974, en la ciudad de Buenos Aires.

Gracias Daniel Moyano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 4 =