Publicado el Deja un comentario

MALVINAS MUCHO MAS QUE ISLAS

LAS ISLAS SON SINÓNIMO DE SOBERANÍA, DE PATRIA, DE DESGARRO, DE MUERTES, DE TRAIDORES Y SANTOS

Por DRA VALERIA CARRERAS (*)

El 3 de enero de 2020 se cumplió un año más de usurpación de Nuestras Islas Malvinas, 187 años sin dejar de pensarlas, nombrarlas, incluirlas reclamarlas, pelear por ellas, morir por ellas

Me refiero al reclamo continuo incansable y Soberano de Nuestro País, a través de distintos Gobiernos Demacráticos e incluso “aquella Dictadura”. Sin embargo el último periodo, bajo la gestión del ex Presidente Macri, apareció un “manto de neblina”…

Como parte de una política de olvido o de descuido del tema soberano, el anterior Gobierno desde el inicio dio señales de su falta de compromiso con la CAUSA MALVINAS, y asi dejó de aparecer su silueta en mapas, como olvidos, no fueron incluidas en tarjetería oficial y lo que es peor no era una de las prioridades del Poder Ejecutivo durante el lapso de mandato 2015/2019.-

Se materializó la ausencia de política internacional concreta al respecto, cuando en 2016 ante un pedido por carta de Theresa May, Premier de Reino Unido, el Ingeniero Macri Presidente de Nuestro Pais, accedió a cada pedido.-

No hubo demoras, el imperio envió a Sir Duncan a firmar con el vice canciller Foradori, un “comunicado de entendimiento” (una forma de nombrar un acuerdo sin mencionarlo, aunque de sus términos surja una y otra vez utilizada la palabra acuerdo)…Todo ello para no someter ese convenio/comunicado, entre ambas naciones involucrando las Islas Malvinas Sandwiches y Georgias del Sur, al Poder Legislativo (Cámara de Diputados y Senadores de la Nacion) como ordena la CN

De nada sirvieron las encendidas denuncias verbalizadas por Diputados oficialistas como Elisa Carrio, Ricardo Alfonsin contra este “comunicado”, menos escuchadas fueron las voces de la Diputada Alicia Castro, el Diputado Guillermo Carmona

Ni siquiera pudo frenar el acuerdo, la denuncia contra el acuerdo de mentas, realizado por el CECIM La Plata, quienes además de haber luchado como soldados en la Guerra de Malvinas, siguen la defensa de la Soberanía como veteranos

Concretamente el convenio FORADORI DUNCN fue una sumatoria de MULTIPLES CESIONES DE SOBERANIA

  • Se acordó ampliar los permisos de pesca a favor y para usufructo del Reino Unido ,en el Atlántico Sur, dentro de nuestra Plataforma ,NUESTROS RECURSOS ICTICOLAS CEDIDOS
  • Se acordó avanzar en la exploración y explotación de Hidrocarburos en el Atlántico Sur, dentro y fuera de la Plataforma continental NUESTROS RECURSOS HIDROCARBURIFEROS CEDIDOS
  • Se acordó conceder un vuelo continental extra ( ya había uno semanal hacia Malvinas proveniente de Chile) en naves de gran porte VULNERANDO LA SEGURIDAD PERMITIENDO VUELOS SOBRE NUESTRO TERRITORIO, estratégicamente, beneficio univoco al usurpador Quien utilizará los vuelos para usufructuar el turismo, el comercio, trasladar al personal de petroleras etc SIN NADA COMO CONTRAPRESTACION para ARGENTINA .- Los vuelos además de ir en contra de intereses nacionales , también los posiciona aventajadamente respecto del reclamo sobre la Antártida, a los ingleses usurpadores .-

FALTABA EL TIRO DEL FINAL ARA SAN JUAN

Cuando parecía que nada peor podía pasarnos, sucedió algo que ahora se puede visualizar y relacionar inequívocamente con aquella política internacional entreguista servil, que incluyó festejar el cumpleaños a la Reina de Inglaterra…

Nos despertamos un 17 de noviembre de 2015, con un Submarino perdido, pronto memorizamos nombres y rostros de los 44 tripulantes que corrían la misma suerte que la última nave de guerra

Más allá del ocultamiento, más allá del destrato no solo a los familiares de los tripulantes sino a los Argentinos, más allá de las mentiras en torno a esta tragedia, nos quedó la certeza de muerte, de pérdida , de dudas y de un contínuo pensamiento puesto en las Malvinas

Sin mucha explicación, en cada rincón del País, en cada mesa de bar en cada casa, MENOS EN LA PRENSA, se mencionaba el Submarino ARA SAN JUAN y se mencionaba Nuestras Islas

A veintipico de días nomás desde la desaparición del Submarino y los 44 compatriotas que lo tripulaban, desde el Gobierno, el Ministro de energía de entonces Aranguren llamo a licitación internacional para explorar y explotar hidrocarburos en Nuestro Atlantico Sur, coincidiendo en un 80 % con las zonas navegadas y por ende las zonas de búsqueda del Submarino

El tiempo pasó y el Ministro de Defensa del mismo gobierno reciente, Dr Aguad, contrató una empresa para la búsqueda del Ara San Juan que tenia además de Argentinos ex armada a cargo, experiencia de pozos petrolíferos, estudio de lecho marino para instalar plantas de extracción del recurso. Fue impugnada y a la fecha están en juicio por ante la Justicia Federal Criminal y Correccional Nacional, logrando determinar el direccionamiento en la contratación irregular Que querrían? Eso lo determinará la instrucción que a la fecha debe verificar si se eligio esa empresa para recabar los datos del subsuelo marítimo que se licitaba (Impulsando la denuncia y querella contra la contratación irregular Juzg Crim y Correc Federal 5 Secret 9 Causa 9626/18 en trámite)

Los almanaques cambiaron, y las autoridades también, pero el mismo Poder Ejecutivo de Macri, concedió las licencias de exploración y explotación a 9 empresas de capital INGLES, todas ellas ubicadas frente a nuestro continente , en nuestro Mar Sud Atlántico, dentro de la Plataforma marítima, y formando una medalla en torno a Malvinas, ESO LE DIERON A LOS INGLESES

CEDIMOS Y PERDIMOS

Perdimos el submarino, nave estratégica de guerra, perdímos la capacidad de vigilar las aguas DEPREDADAS POR PESQUEROS, SAQUEADAS POR EMPRESAS INGLESAS PETROLIFERAS y perdímos LA PRESENCIA ARGENTINA EN LAS AGUAS MAS CALIENTES DEL FRIO ATLANTICO SUR

Nadie ejerce patrulla soberana, nadie cuida lo nuestro, nadie releva moviemientos del enemigo (Inglaterra)

PORQUE DEBO DECIR Y REMARCAR QUE ESA ESA LA TAREA DE LA TRIPULACION DEL ARA SAN JUAN, VIGILAR, CONTROLAR Y HACER TAREAS DE INTELIGENCIA RESPECTO DE LA ROYAL NAVY, LA AIR FORCE Y DEMAS BUQUES LOGISTICOS DE UK

Hago mía la reflexión del Contralmirante Bari del Valle Sosa, cuando a días de la desaparición del submarino “hay que pensar a quien/es le conviene que Argentina no tenga fuerza submarina”

La pérdida del Ara San Juan fue un disparo certero al brazo ejecutor del ejercicio de control soberano de nuestras aguas

Faltaba el disparo de muerte, que se corporizó con la última concesión a favor del usurpador, que necesitaba más vuelos continentales, porque un terremoto destruyó la pista de la Isla Asención tristemente recordada en la Guerra de Malvinas, porque era su escala obligada para llegar a las Islas

Terminaria Inglaterra sus vuelos furtivos ilegales detectados en 2016 y 2017 con un total de 12 Hércules de la Royal Air Force de Malvinas a Uruguay con la firma de Macri del decreto 602-19 que concedió al usurpador vuelos semanales en naves de 221 pasajeros, sin control aduanero de nuestro país, sin control migratorio, sin tripulación Nacional y encima con el beneficio de intercharging, para satisfacer las necesidades de Inglaterra, para generar turismo y recaudación a la corona, para seguir fortaleciendo la base militar en Malvinas por parte del imperio okupa, A CAMBIO DE NADA, ABSOLUTAMENTE NADA

Desde la falta de legalidad por no ser ni el comunicado ni las cesiones de recursos y espacio aéreo, sin correlato equitativo entre países parte, sin respetar disposiciones internacionales emanadas de Naciones Unidas respecto del diferendo, echando por tierra los acuerdos suscriptos por los Estados Miembros de Unasur en el sentido de no facilitar sus aeropuertos para vuelos con destino a Malvinas, hasta la total desaprensión de la Constitución Nacional y de conciencia mínima en política de relaciones exteriores y derecho internacional, el anterior Gobierno OLVIDO LAS MALVINAS, EL RECLAMO, LA SOBERANIA Y ESE CONCEPTO INVISIBLE DE PATRIA QUE TENEMOS EN EL ADN LOS ARGENTINOS QUE SE LLAMA PATRIA, VULNERANDO INCLUSO EL DERECHO DE IDENTIDAD DE CADA UNO DE NOSOTROS

LA ESPERANZA

Dicen que no hay mal que dure 100 años y aunque la ocupación ilegitima de las Islas data de hace 187 años, el actual Presidente Alberto Fernández, visibilizó la cuestión Malvinas desde antes de asumir, luego fue uno de los puntos salientes del discurso de asunción Presidencial y esas palabras no fueron solo palabras, porque designó a una persona no solo preparada y empapada en la temática soberana de Malvinas, sino una persona honesta como Daniel Filmus, quien estará al frente de la Secretaria de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur , una buena señal que se aduna con el Canciller Felipe Sola quien actuará con su firmeza habitual en el mismo sentido ya marcado por el Presidente, REVISAR TODO LO QUE SE HUBIERE HECHO Y DESHECHO EN TORNO A MALVINAS Y RECURSOS SOBERANOS EN LA GESTION SALIENTE.

Nada fue en vano, valió la pena luchar contra molinos de viento, ante la justicia, valió la pena creer en la palabra del Presidente, y vale la pena seguir en busca de la verdad y la justicia para que los 44 tripulantes del Submarino ARA San Juan tengan su merecido reconocimiento y descansen en paz

(*)
Abogada
Querellante en Causa TBA Once
Autora de proyecto Ley protección victimas violencia de Género
Intervine en la denuncia contra Ibarra ex Ministro de Modernización contra el voto electrónico
Interpuse el primer amparo contra el Traspaso de datos de Anses al PE Marcos Peña
Causas varias Manzanas Blancas Defensa imputado
Patrocinante víctima Iron Mountain
Querella Causa Ara San Juan
Querella Causa Buque Pesquero El Repunte
Denunciante Causa Traicion a la Patria por entrega de Soberanía

Publicado el Deja un comentario

Respuesta al Diputado Nacional Alfredo Cornejo

Sobre su nota “La perversa justificación del narcotráfico”, publicada en Infobae el 4 de enero de 2020

Por Alejandro Gil

El aumento de la incautación de drogas, sin considerar el aumento del consumo de las mismas, es una falacia.

Se incautan más drogas porque se venden más drogas, se venden más drogas, porque se consumen más drogas.

Tanto la Ex Ministra de Seguridad, como usted, no entienden, o no quieren entender (para ser benévolos) o, simplemente pretenden alimentar la quimera del éxito en la lucha contra el narcotráfico, con el objeto de esconder el estrepitoso fracaso del gobierno nacional, y el mendocino que encabezó, en la prevención del consumo de estupefacientes.

Sobre las certezas del Protocolo de Uso de Armas, sería bueno que se lo explicara a los padres, a la novia o al bebé que dejó medio huérfano el “Bocha” Rego, un joven que había olvidado los papeles de su camioneta recien comprada, se fue de un control de Prefectura y fue abatido de un disparo en la nuca, o al juez que en febrero tendrá que enfrentar Chocobar. NINGÚN PROTOCOLO MODIFICA EL CÓDIGO PENAL.

Bueno pero qué se le puede decir a usted sobre precisiones penales. Por qué no cuenta a los mendocinos, y al país si quiere, cuántas personas estuvieron detenidas, con prisión preventiva, con indicios y pruebas de dudosa procedencia, y fueron declaradas inocentes en juicio durante su mandato? Qué pérdidas sufrieron esas personas? Quién o quiénes se harán cargo de esas pérdidas? 

No se trata de atar o soltar las manos a las fuerzas de seguridad. En la Cárcel de Mendoza, hay varios ex policías que actuaron con las manos desatadas, no hay que repetir la historia, ser legislador

La demagogia punitiva es eso, demagogia, y más temprano que tarde, todos los mendocinos tendremos que pagar los costos de la suya.

La disolución de la Subsecretaría de Lucha Contra el Narcotráfico, no implica dejar de perseguir ese tipo de delitos, no vi que el gobierno de Macri se hallan cerrado hospitales cuando eliminó el Ministerio de Salud, tampoco lo escuchamos a usted decir nada el respecto en ese momento.

Las fuerzas federales no necesitan de una sobre dimencionada estructura administrativa para contrarrestar el narcotráfico, muy por el contrario, el gobierno nacional necesita reasignar los recursos que la ex ministra mal gastaba en marketing para que, por ejemplo, el Ministerio de Salud, cuya disolución usted apoyó, cuente con los recursos necesarios para una verdadera política de prevención del consumo de estupefacientes.

Usted dice: “Especialistas en adicciones aseguran que el problema es la pasta base, ya que es la sustancia que mayoritariamente consumen, junto a la cocaína, los delincuentes”.

No sé qué es más grave, la estigmatización de la pobreza que usted señala, o la estigmatización del consumo que realiza.

Un adicto, es una persona enferma, NO UN DELINCUENTE, como usted sugiere cuando escribe “esa burrada”.

Obviamente, no ha hablado con especialistas, o simplemente, miente como lo hizo durante estos años. .

De acuerdo a las estadísticas de la SEDRONAR, el psicoactivo de mayor consumo, es el alcohol, le sigue la mariguana, luego la cocaína, le siguen las drogas de diseño (cuyo consumo ha crecido fuertemente en los últimos años) y por último la pasta base, que es el residual de las cocinas de cocaína.

Desarmar la subsecretaría, sólo implica que se disminuye el costo administrativo de la persecución del delito de producción y comercialización de estupefacientes. Los subsecretarios y directores no investigan ni realizan procedimientos de narcocriminalidad. 

Según el Código Procesal Penal de la Nación, la investigación la conduce un Fiscal Federal, y la realizan las fuerzas que él determine convenientes.

Le doy algunas precisiones que deduzco, tendrá la nueva conducción del Ministerio de Seguridad de la Nación:

  • No se va a seguir criminalizando el consumo de sustancias psicoactivas, la pertenencia a comunidades originarias, el ejercicio del derecho a la protesta.
  • No se va a tolerar ninguna violación a los Derechos Humanos por parte de ninguna de las fuerzas.
  • Se va a profundizar la profesionalización de sus cuadros para un mejor desempeño de su función.
  • Se va a dar un trato humano a cada uno de los integrantes de la Gendarmería, Policía Federal y Prefectura.
  • Seguramente, como en todo Estado de Derecho que se precie de tal, se va a respetar la Constitución Nacional y las leyes que el Congreso, del que usted forma parte, dicte.

Lo perverso, es el engaño, una práctica muy usual en los últimos cuatro años, tanto en la Nación, como en Mendoza, estaría bueno que ya no se haga… que ya no la haga.

Alejandro Gil
Ex Subsecretario de Relaciones con la Comunidad
Ex Director de Participación Comunitaria
Ex Director de Apoyo a la Comunidad
del Ministerio de Seguridad de Mendoza

Publicado el Deja un comentario

Bolivia y el contexto geopolítico regional e internacional.

Maduro: “Bolivia es una bomba de tiempo y los golpistas no podrán detener esa fuerza que permitirá restaurar el proceso de cambio”.

Veronica Zapata (*)

Nicolás Maduro, presidente de la República Bolivariana de Venezuela fue entrevistado el Miércoles 1 de Enero del 2020 por el prestigioso periodista Ignacio Ramonet, donde analizó la situación económica y política de su país, así como el contexto geopolítico regional e internacional y opinó sobre el golpe de estado en Bolivia.

Ramonet destacó dos acontecimientos que transcurrieron en los últimos meses en América Latina como la victoria de Alberto Fernández y el golpe de estado en Bolivia, Maduro analizó su significancia: “Estamos ante una América Latina en disputa en toda la región y país por país. Estados Unidos ha decidido reactivar la Doctrina Monroe, “América para los americanos”, todos nosotros para ellos, para su interés, para su negocio, para su geopolítica, lo han hecho sin ningún tipo de vergüenza (…) El traer una doctrina neo colonial de principios del siglo XIX,  doscientos años después a principios del siglo XXI, es algo  anti histórico, y no tiene ningún tipo de posibilidad de desarrollarse (…) el imperialismo pretende imponer élites subordinadas a sus intereses para que gobiernen e impongan su modelo”.

Con respecto al golpe en Bolivia sostuvo: “tú ves el golpe de estado en Bolivia, tomaron el poder y expulsaron a Evo Morales, masacraron el pueblo en El Alto en La Paz y en Cochabamba, fue una  masacre terrible y el golpe de estado sigue su marcha. Cuando tú evalúas que han hecho los grupos económicos en el gobierno, vez que se han acomodado nuevamente, preparan la entrega de las riquezas naturales rescatadas por Evo al imperialismo y sus empresas, pretenden entregar el gas, el petróleo y el litio. Estas son políticas equivocadas,  privatizar y liberalizar todo. ¿Cómo está el pueblo hoy de Bolivia? Muy molesto. Es una bomba de tiempo Bolivia y los golpistas no podrán detener esa fuerza que permitirá restaurar el proceso de cambio que fundó nuestro hermano Evo Morales. ¿Qué respuestas puede tener la derecha golpista, fascista, racista de Bolivia a favor del pueblo de Bolivia? Ninguna, están agotados (el neoliberalismo), su única capacidad con cierto éxito es su conspiración, es la trampa que le montaron a Evo Morales.

Se refirió a la caída del neoliberalismo en Argentina: “Acudimos al fin tempranero y prematuro de la era Macri. ¿Qué significó Macri? Neoliberalismo, privatización, negación de los derechos sociales y laborales, y en cuatro años se agotó”.

A su vez, opinó sobre la protestas de los pueblos contra el neoliberalismo a nivel global como no se había visto desde los años 60 o como Marx lo había señalado en 1848 cuanto  hablo de  la “primavera de los pueblos”: “Estamos acudiendo a un segundo ciclo de agotamiento del modelo neoliberal destructivo, hay un cuestionamiento en el mundo del capitalismo neoliberal y su efectos destructivos en los derechos sociales de la gente, en el empleo, en las pensiones, en la educación pública, en la salud pública, es un cuestionamiento global en Francia y en todo Europa, en América Latina (…) además, hay en el mundo entero un cuestionamiento grande y poderoso a los efectos nocivos sobre el ambiente, el llamado cambio climático que produce este capitalismo desarrollista destructivo (…) y nos pone de acuerdo a los científico de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en las puertas de una catástrofe climática (…) digo que es un segundo ciclo porque el primer ciclo lo vivimos la década de los 90, y dio como resultado en América Latina y/o el Caribe del surgimiento de una corriente progresista revolucionaria que gobernó casi todo los países del continente encabezado por el comandante Hugo Chávez, Lula Da Silva, por Néstor Kirchner, entre otros, Tabaré, Correa, Daniel Ortega, por Fidel, Raúl, una corriente, una ola progresista que fue la respuesta alternativa al agotamiento del primer ciclo que pudiéramos denominarlo del neoliberalismo, ahora estamos en un etapa de agotamiento del neoliberalismo donde  el FMI y el Banco Mundial no tienen respuestas, ni para la inversión social, ni para el desarrollo de los pueblos, ni para el cambio climático, se agotaron, tiene que venir un nuevo modelo y ese modelo está marcado por un gran conciencia humanista, colectivista, yo diría socialista del Siglo XXI.

Venezuela y su sistema democrático

Este año habrá elecciones legislativas en Venezuela, lo que demuestra que la  democracia se mantiene vigorosa en el país contrariamente a lo que sostiene Trump y la derecha nacional venezolana e internacional. Trump, “paladín de la democracia” reconoció rápidamente como presidenta a la autoproclamada “Guaidó boliviana”, Jeanine Áñez, como lo hizo con Juan Guaidó, pero no reconoció el triunfo electoral de Maduro y de Morales, a quiénes acusa de “dictadores”. El primero ganó una elección presidencial con el casi 67,7% de votación y el segundo obtuvo el triunfo con el 47, 08 %, con una diferencia de más de 10 puntos frente a su contrincante.

Maduro afirmó: “Hay que decir que estas son las elecciones número 26 en 20 años de democracia, de las  25 elecciones  hemos ganado 23 (…) la oposición ha ganado dos elecciones en el 2007, una reforma constitucional que la ganó por unos 20.000 votos y  en el 2015 nos ganaron una dolorosa elección parlamentaria (…) han utilizado la Asamblea Nacional para conspirar y para dañar económicamente a Venezuela, para tratar de imponer un golpe de estado, para convocar a un invasión extranjera militar del imperio estadounidense y de sus aliados con el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (T.I.A.R.) y han destruido la Asamblea Nacional (…) puedo adelantar que la fuerza bolivariana del Partido Socialista Unido de Venezuela (P.S.U.V.)  vamos a obtener una gran victoria y vamos a recuperar la Asamblea Nacional”. Recordemos que el actual presidente de esa Asamblea Nacional es el autoproclamado presidente interino Guaidó que busca ser reelegido este año.

Venezuela en las puertas del crecimiento económico.

Venezuela es un país que sufre un bloqueo económico, financiero, comercial, y mediático impuesto por EEUU como a ningún otro país, solo se conoce ese precedente para Cuba. El 2019 fue un año intenso de intento de golpe de estado dirigido y financiado por EEUU con el apoyo de otros países de la región  y de Europa, con tentativa de invasión norteamericana que puso en vilo a la región, bajo pretexto de “ayuda humanitaria”. El 2018 sufrieron un intento de magnicidio. El imperio norteamericano tuvo como principales aliados en la región a Chile y Colombia, cuyos presidentes estaban expectantes de acudir a la “caída” del mandatario al que le contaban los días. Sin embargo, hoy ambos países son los que han caído en una grave crisis económica, política y social. Venezuela, pese al bloqueo y la inflación inducida de parte de EEUU, no tuvo estallidos sociales, sino por el contrario, se vieron movilizaciones masivas en apoyo al asediado gobierno de Maduro, pues su población es consciente de los efectos de la guerra económica al que es sometido el país, pese a ello se sobrepuso y terminó el 2019 con mayor estabilidad que países con gobiernos neoliberales que lo criticaban y  vaticinaban su final.

Maduro explicó su fórmula: “Nosotros tenemos un proyecto de país de verdad, que tiene la legitimidad en el voto popular y el apoyo del pueblo verdadero, tenemos una democracia con su libertades, tenemos instituciones sólidas (…) y además, el comandante Chávez refundó la “unión cívico militar”, concepto de Bolívar (…) no es cualquier unión cívico militar, es la unión cívico militar para hacer revolución, para hacer patria (…) y la mantenemos como espíritu vital del desarrollo de los acontecimientos de Venezuela”. A ello podemos sumarle la masiva formación ideológica como política de estado que se encargó el mismo Chávez de llevar a su pueblo y la fortaleza en la capacidad de movilización y organización de este, lo que permitió defender el proyecto social bolivariano en momentos delicados.

De una economía de resistencia a una economía de producción.

Maduro explicó la persecución psicópata de EEUU hacia Venezuela: “El principal nudo que impide el desarrollo de la economía de todo es la agresión económica, la persecución financiera y el bloqueo económico del imperio estadounidense contra Venezuela (…) somos un país al que le congelaron todas sus cuentas bancarias y no puede pagar nada en el mundo, el gobierno de EEUU nos persigue para impedir que compremos medicinas y alimentos (…) somos un país al que le congelaron en efectivo más de 15 mil millones de dólares, dinero nuestro del país, en un país de 30 millones de habitantes, somos un país al que le robaron dos empresas básicas fundamentales que le producían dinero para su funcionamiento económico, y que estaban en el circuito de la actividad petrolera y petroquímica: Cipgo, con un precio estimado de 10 a 12.000 millones de dólares (…) nos la robaron, nos la expropiaron, la recuperaremos. Además, nos robaron otra  empresa en Colombia llamada Monómero y la han quebrado”.

Luego relató el hostigamiento brutal, criminal y sanguinario que sufren como país: “Donde más nos ha golpeado la maldad de EEUU es en la salud, hemos hecho un gran esfuerzo por mantener la dotación de medicamentos, es difícil porque persiguen nuestras cuentas bancarias, persiguen a los aviones y a los barcos que van a traer medicinas a Venezuela para que no los traigan, los mismo pasa con los repuestos de los equipos modernos que tenemos en el sistema de salud”.

En referencia al Petro, creación venezolana, Maduro sostuvo: “Vamos a vender el petróleo venezolano en Petro, ya  estamos vendiendo el hierro y el acero de Venezuela en Petro (…) esta cripto divisa es una respuesta de la revolución bolivariana a las agresiones económicas, al bloqueo, a las sanciones”.

Maduro sostuvo una mejora económica, pese al bloqueo económico: “Estamos en las puertas de crecimiento económico, tenemos que seguir elevando los niveles de producción de todos los niveles de oro, alimentos, petróleo, producción industrial, seguir controlando el impacto tremendo que tiene en la guerra económica, la inflación inducida por parte de EEUU. Hemos logrado vencer la hiperinflación en el segundo semestre del 2019, soy optimista de que podamos lograr inflación de un dígito este año y seguir avanzando en la construcción de un modelo económico propio sustentable, hecho con esfuerzo, desde una economía de resistencia  hacia una economía de crecimiento progreso y prosperidad”.

(*)

VERONICA ZAPATA nació en Cochabamba, Bolivia y reside en Buenos Aires.

Periodista, presentadora de TV, actriz.

Lic. en Psicología  y profesora  de la UBA. Sus textos se han publicado en diversos medios  de distintos países latinoamericanos

Periodista, presentadora de TV, actriz.

Publicado el Deja un comentario

MUNICIPIO SAN MARTÍN DESPIDE 300 TRABAJADORES

El municipio de San Martín ha despedido más de 300 trabajadores, algunos con hasta 10 años de antigüedad , sin ninguna causa formal, con el artilugio de dejar caer los contratos, sin proceder a su renovación.

El Secretario de Gobierno sugirió a los trabajadores que fueran a reclamar al anterior Intendente.

Valentina Salinas nos cuenta detalles

Publicado el Deja un comentario

La economía provincial post-Cornejo

Dante Moreno

DANTE MORENO

En su discurso de apertura de sesiones ordinarias de 2016, el ex-Gobernador Cornejo utilizo una frase muy aplaudida por los presentes en el recinto de la Legislatura:

“Quiero gasto público eficiente. Lo quiero bien financiado. Que haya crecimiento económico y que se agrande la torta de nuestra economía, que va en mejoría pero que todavía no obtiene resultados. Somos los primeros en reconocerlo, no hace falta que nos lo digan, como si todos los problemas, como la inflación o la recesión, hubiesen arrancado hace cuatro meses”.

Con la finalización de su mandato es saludable intentar una evaluación de su gestión e identificar la herencia al sucesor.

Endeudamiento

Al 30/09/2019 y de acuerdo a los datos registrados en el informe Stock de Deuda Publica que emite el Ministerio de Hacienda y Finanzas de Mendoza la provincia registra una deuda consolidada de $ 70.108 millones, este importe es un 380% mayor al vigente el 31/12/2015 cuyo monto era de $ 14.590 millones. El argumento más utilizado por el gobierno provincial para justificar el pedido de autorización legislativa para emitir deuda, fue la herencia recibida, herencia de la cual una parte de responsabilidad bien podría asignársela al ex-Gobernador Cornejo que, en su rol de intendente de Godoy Cruz y referente político de la oposición política al gobierno de F. Pérez, fue el mentor de las acciones para bloquear posible ayuda financiera a una administración del PJ en su última etapa de gestión.

A la luz de los acontecimientos económicos en los últimos tres años y once meses, es factible atribuir el actual volumen de endeudamiento de la provincia a una errónea lectura de los potenciales escenarios financieros, que aunado a una vocación de generar una imagen de futuro más ligado al relato que al análisis de la realidad, ha dado origen a un esquema de finanzas publicas con más dudas que certezas.

Consumo

Las medidas de política económica adoptadas en Balcarce 50 de CABA, han deteriorado el poder de compra de salarios, jubilaciones y ayudas económicas a familias vulnerables, y han profundizado la caída de ventas. Los datos de la encuesta a supermercados en Mendoza (DEIE) exponen que al comparar el periodo temporal enero-septiembre de 2019 con igual segmento de tiempo de 2015, se verifica una caída del 21,0%. En ese paquete de datos se observa que un rubro alimenticio como panadería y carnes, registran una reducción del 6,0% y 8,9% respectivamente.

Un caso digno de destacar es la venta de combustibles, la Secretaria de Energía de la Nación informa que la venta de gas oil medido en metros cúbicos, en las estaciones de servicio de Mendoza para el periodo enero-mayo de 2019 han sido menor a igual periodo de 2015 (144.868 mᵌ vs 187.644 mᵌ), esto representa un retroceso del 22,8%. El dato adquiere relevancia ya que el agro y el transporte son importantes consumidores de este tipo de combustible.

Otro ítem con datos negativos es el consumo de cemento portland en territorio mendocino, según la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP), el consumo en el periodo enero-noviembre/2019, fue de 519.573 toneladas, que representa un 8,5%% menor al mismo periodo temporal de 2015 (568.118 Tn). Es claro que la obra pública y privada no han tenido el despegue tan publicitado desde el gobierno, toda vez que el insumo más importante (cemento) no ha logrado superar el valor previo a la llegada de la nueva administración.

Empleo

INDEC en su informe “Mercado de trabajo. Tasas e indicadores socioeconómicos (EPH)” publicado el 19/09/2019, expone que la tasa de desempleo del Gran Mendoza en el 2do. trimestre de 2019 fue del 8,8% valor que permite inferir la ausencia de una estrategia de contención, por lo tanto, la desocupación laboral trimestre a trimestre se ha incrementado de forma alarmante. El valor registrado representa un 100% superior a igual periodo de 2016 (4,4%). Un análisis simple de datos oficiales como el del Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial elaborado por el Ex-Ministerio de Trabajo de la Nación, permite identificar que la industria manufacturera de Mendoza es el sector más golpeado, al comprar el 1er trimestre de 2015 con el del año 2019, se distingue la pérdida de 4.764 puestos de trabajo registrado del sector privado.

PBG

A la situación previamente descripta se debe adicionar que la economía provincial está virtualmente paralizada, según la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE) de Mendoza, el Producto Bruto Geográfico (PBG) provincial registra para el periodo 2016-2018 un acumulado negativo del 3,3%. Si en el año 2019 el PBG vuelve a registrar un crecimiento nulo o negativo la gestión del Gobernador Cornejo estará muy lejos de los resultados económicos obtenidos en la administración de los Gobernadores Francisco Pérez y Celso Jaque (+7,5% y +3,5% respectivamente).

Exportaciones

Los datos oficiales establecen que las ventas de Mendoza al mercado externo en el primer trimestre de 2019 totalizaron la suma de USD FOB 693,3 millones, que representa una caída del 2,9% respecto del mismo periodo de tiempo del año 2018. Si la comparación se hace con el 1er semestre de 2015, se identifica un incremento de 4,1% medido de punta a punta. Las estadísticas demuestran que hasta el año 2012 las exportaciones anuales mendocinas tuvieron un comportamiento incremental, con posterioridad a esa fecha los volúmenes de ventas empezaron a declinar hasta el año 2016, con posterioridad se identifica una tenue recuperación empujada por las sucesivas devaluaciones del peso argentino respecto del dólar estadounidenses.

En este proceso las exportaciones provinciales no exhiben un posicionamiento efectivo en el mercado internacional con excepción del vino. La ausencia de una política de promoción y apoyo a los núcleos exportadores locales ha derivado en un constante deterioro del esquema de ventas al exterior, sin capacidad de reacción y cuyas opciones de supervivencia en un contexto de alta competencia es la devaluación de su moneda.

Realidad o expectativas

En una etapa pobre en definiciones económicas, las críticas, las advertencias y las amenazas no permite inferir las potenciales propuestas de política económica para el 2020 en el ámbito local. El cierre del presente año trae más errores que aciertos y en el inicio del año próximo el desafío es realizar un diagnóstico, sin ataduras a “una economía del deseo”. La búsqueda de revertir el actual proceso impone una mejora modesta pero real, apoyada por cifras incontratables, que van desde el aumento de la construcción, el incremento en la comercialización de bienes de consumo masivos y la recuperación dinámica del empleo.

Con un gobierno nacional cuyo mandato termino y no renueva, que ha desmejorado todas las variables macroeconómicas y un gobierno provincial que exhibe continuidad política y alta incertidumbre en el desempeño económico futuro, la sociedad mendocina deberá enfrentar sobresaltos de magnitud y fuertes restricciones.

Dante R. MORENO

Economista

Publicado el Deja un comentario

Discurso de Asunción de Alberto Fernández

Discurso completo de Alberto Fernández ante la Asamblea Legislativa

Señora Vicepresidenta,

Diputadas, Diputados y Senadores

Querido Pueblo Argentino,

El 10 de diciembre de cada año, no es un día cualquiera en nuestra memoria colectiva.

Hoy celebramos el momento en que la Argentina toda sepultó la mas cruel de las dictaduras que hemos debido soportar. Ese día, hace treinta y seis años, Raúl Alfonsín asumía la Presidencia, nos abría una puerta hacia el respeto a la pluralidad de ideas y nos devolvía la institucionalidad que habíamos perdido.

Desde entonces, nuestro país atravesó distintos momentos. Algunos más plácidos y felices y otros más tristes y tumultuosos. Pero en cualquier caso siempre perseveramos en la institucionalidad y toda crisis que se nos presentó supimos sobrellevarla preservando el funcionamiento de la república.

Los argentinos hemos aprendido así, que las debilidades y las insuficiencias de la democracia solo se resuelven con más democracia. Por eso hoy quiero iniciar estas palabras reivindicando mi compromiso democrático que garantice entre todos los argentinos, más allá de sus ideologías, la convivencia en el respeto a los disensos.    

Deseo dirigirme muy personalmente a cada una y a cada uno de esos argentinos que habitan esta Patria.

Lo hago ante los representantes de esta Asamblea Legislativa, las autoridades de toda la comunidad internacional que hoy nos visitan y las diversas expresiones de nuestra vida en sociedad.

No quiero emplear frases gastadas ni artificiales.

Quisiera que mis palabras expresen, del modo más fiel posible, el eco de millones de voces que aun siguen resonando en toda nuestra Argentina.

Desde la humildad de esa escucha, y desde la esperanza que millones de compatriotas han expresado en las urnas el pasado 27 de octubre, vengo a convocar a la unidad de toda la Argentina en pos de la construcción de un Nuevo Contrato de Ciudadanía Social.

Un contrato social que sea Fraterno y Solidario.

Fraterno, porque ha llegado la hora de abrazar al diferente.

Solidario, porque en esta emergencia social, es tiempo de comenzar por los últimos, para después poder llegar a todos.

Este es el espíritu del tiempo que hoy inauguramos.

Con sobriedad en la palabra y expresividad en los hechos.

Los vengo a convocar, sin distinciones, a poner a la Argentina de pie. Para que comience a caminar. Paso tras paso. Con dignidad. Rumbo al desarrollo con justicia social.

Hoy más que nunca, es necesario poner a la Argentina de pie como condición necesaria para que vuelva a caminar. Ello supone, antes que nada, recuperar un conjunto de equilibrios sociales, económicos y productivos que hoy no tenemos.

Es hora de abandonar el aturdimiento.

Ser conscientes de que las profundas heridas que hoy padecemos necesitan, para comenzar a curarse, de tiempo, sosiego, y, sobre todo, de humanidad.

Quiero convocar a esta Argentina Unida a desplegar una nueva mirada de humanidad, que reconstruya los vínculos esenciales entre cada uno de nosotros.

Por eso mismo, tengo la necesidad de compartir con Ustedes la convicción que siento en este momento, acerca de los grandes muros que tenemos que superar para poner a la Argentina de pie.

Tenemos que superar el muro del rencor y del odio entre argentinos.

Tenemos que superar el muro del hambre que deja a millones de hombres y mujeres afuera de la mesa que nos es común.

Y, finalmente, tenemos que superar el muro del despilfarro de nuestras energías productivas.

Estos muros, y no nuestras ideas distintas, son los que nos dividen en este tiempo histórico.

Por eso quisiera que estas palabras no fueran un monólogo, sino la invitación a una reflexión profunda y sincera acerca de este momento trascendental.

Superar los muros emocionales, significa que todas y todos seamos capaces de convivir en la diferencia y que reconozcamos que nadie sobra en nuestra Nación, ni en su opinión, ni en sus ideas, ni en sus manifestaciones.

Tenemos que suturar demasiadas heridas abiertas en nuestra Patria. Apostar a la fractura y a la grieta significa apostar a que esas heridas sigan sangrando. Actuar de ese modo, sería los mismo que empujarnos al abismo.

Lo expreso desde el alma, tanto a quienes me votaron como a quienes no lo hicieron. No cuenten conmigo para seguir transitando el camino del desencuentro.

Quiero ser el Presidente capaz de descubrir la mejor faceta de quien piensa distinto a mí. Y quiero ser el primero en convivir con él sin horadar en sus falencias.

Quiero ser capaz de corregir mis errores, en lugar de situarme en el pedestal de un iluminado.

Yo vengo a invitarlos a construir esa sociedad democrática.

El sueño de una Argentina unida no necesita unanimidad. Ni mucho menos uniformidad. Para lograr el sueño de una convivencia positiva entre los argentinos, partimos de que toda verdad es relativa. “Tal vez de la suma o la confrontación de esas verdades podamos alcanzar una verdad superadora”, supo decir con acierto Néstor Kirchner.

Al decir esto no ignoro que los conflictos que enfrentamos expresan intereses y pujas distributivas.

Pero también soy consciente de que, si actuamos de buena fe, podemos ser capaces de identificar prioridades urgentísimas y compartidas para acordar después mecanismos que superen aquellas contradicciones.  

Más allá de las diferencias, estoy seguro de que todas y todos coincidimos en que comenzar a superar el muro de las fracturas de la Argentina implica crear una ética de las prioridades y las emergencias.

Comenzando por los últimos, para llegar a todos.

Más de 15 millones de personas sufren de inseguridad alimentaria en un país que es uno de los mayores productores de alimentos del mundo.

Necesitamos que toda la Argentina Unida le ponga un freno a esta catástrofe social. Uno de cada dos niñas y niños es pobre en nuestro país.

Sin pan no hay presente ni futuro. Sin pan la vida solo se padece. Sin pan no hay democracia ni libertad.

Por eso la primera reunión oficial de nuestro Gobierno consistirá en un encuentro de trabajo sobre esta prioridad, el Plan Integral Argentina Contra el Hambre. Allí todo nuestro gabinete y las personalidades de la sociedad civil que generosamente se han sumado a nuestro llamado, comenzaremos la acción que ponga fin a este presente penoso.

Pero no sería sincero ante Ustedes si no compartiera otra convicción: los marginados y excluidos de nuestra Patria, los afectados por la cultura del descarte, no sólo necesitan que le demos con premura un pedazo de pan al pie de nuestra mesa. Necesitan ser parte y ser comensales en la misma mesa. De la mesa grande de una Nación que tiene que ser nuestra “casa común”.

Esto nos exige reorientar prioridades en nuestra economía y en nuestra estructura productiva.

La solidaridad en la emergencia tiene muchas caras.

Las economías familiares se encuentran asfixiadas por los altos niveles de endeudamiento, a tasas usurarias y en algunos casos con esquemas de devoluciones diarias.

Hoy nuestros compatriotas tomaron créditos para comprar alimentos y remedios o para pagar las facturas de los servicios públicos. Las abuelas y abuelos se endeudaron para comprar medicamentos y empezaron a comer menos y peor.

La situación de las PyMEs tiene también proporciones dramáticas, requiriendo un alivio fiscal y estímulos apropiados.

La capacidad ociosa de nuestras fábricas, industrias y comercios también constituye un despilfarro de energías productivas.

Queremos un Estado presente, constructor de justicia social, que le dé aire a las economías familiares: por eso vamos a implementar un sistema masivo de créditos no bancarios que brinde préstamos a tasas bajas.

La economía popular y sus movimientos organizados, el cooperativismo y la agricultura familiar serán también actores centrales de estas políticas públicas.

La cultura del trabajo se garantiza creando trabajos formales con todos los beneficios de la seguridad social. Por eso pondremos en marcha acciones que faciliten que todos los titulares del salario social complementario puedan insertarse en el mundo laboral y cobrar por su trabajo.

Hoy el desempleo afecta a casi un 30 por ciento de los jóvenes y, aún en tasas más altas, a las mujeres jóvenes. Hay más de 1.200.000 jóvenes que no estudian ni trabajan. Debemos garantizar el derecho al primer empleo, a través de becas solventadas por el Estado para que jóvenes se capaciten y trabajen en empresas, PyMEs, organizaciones sociales y de la economía popular y la agricultura familiar.  

La idea de un Nuevo Contrato de Ciudadanía Social supone unir voluntades y articular al Estado con las fuerzas políticas, los sectores productivos, las confederaciones de trabajadores, los movimientos sociales, que incluyen al feminismo, a la juventud, al ambientalismo. Vamos a sumar en ello, también al entramado científico-tecnológico y a los sectores académicos.

Estoy seguro de que todos vamos a coincidir en que hemos llegado a esta situación porque se han aplicado muy malas políticas económicas. Esa serie de decisiones económicas fueron determinantes para que el Pueblo Argentino, en su mayoría, las descalificara en las últimas elecciones.

Desde la fidelidad a ese mandato popular, vamos a impulsar un conjunto de medidas económicas y sociales de distinta naturaleza, que comiencen a revertir el rumbo estructural de atraso social y productivo.

En los próximos días estaremos convocando a los trabajadores, a los empresarios y las diversas expresiones sociales, para la puesta en marcha de un conjunto de Acuerdos Básicos de Solidaridad en la Emergencia, que constituyan el cimiento sólido a partir del cual se vuelvan a encender los motores de nuestra economía.

Estaremos planteando en esta convocatoria una serie de medidas para restablecer los indispensables equilibrios macro-económicos, sociales y productivos para que la Argentina se encienda y pueda volver a caminar.

Sabemos que estaremos transitando un sendero estrecho, complejo, desafiante, donde no hay lugar ni para los dogmas mágicos ni para las pujas sectarias.

Faltaría a la verdad y a la responsabilidad, si no compartiera con Ustedes el exacto escenario en el que hoy asumimos. Tiene cifras y datos contundentes, emanados de la administración saliente. Y es la información indispensable para comprender los desafíos que tendremos que asumir como sociedad.

Si no hiciera esto, no podría explicar por qué va a llevar algún tiempo lograr aquello que todos queremos.

La inflación que tenemos actualmente es la más alta de los último 28 años. Desde 1991 la Argentina no tenía una inflación superior al 50 %.

La tasa de desocupación es la más alta desde 2006.

El valor del dólar pasó de $ 9 a $ 63 en solo cuatro años.

La Argentina no para de achicar su economía. El PBI de 2019 es el más bajo de la última década.

La pobreza actual está en los valores más altos desde 2008. Retrocedimos más de diez años en la lucha por reducir la pobreza.

El PBI per cápita es el más bajo desde el año 2009.

La deuda externa en relación al PBI está en su peor momento desde el año 2004.

La indigencia actual está en los valores más altos desde 2008.

El nivel de producción industrial hoy es equivalente al del año 2006: retrocedimos 13 años.

El empleo industrial registrado tiene el nivel de 2009.

La cantidad de empresas es equivalente al nivel registrado en 2007: retrocedimos 12 años. Se cerraron 20 mil empresas en 4 años. De ellas, 4.229 eran empresas industriales.

El PBI industrial cayó un 12,9 %, comparando el primer semestre de 2019 contra el mismo período de 2015.

23 de las 24 ramas de la industria bajaron su nivel de actividad en 2018 respecto de 2015. 

En estos 4 años se perdieron en la industria más de 141 mil empleos registrados del sector privado.

En términos interanuales, el empleo industrial registrado lleva 42 meses consecutivos de destrucción.

Detrás de estos terroríficos números, hay seres humanos con expectativas diezmadas.

Tenemos que decirlo con todas las letras: la economía y el tejido social hoy están en estado de extrema fragilidad, como producto de esta aventura que propició la fuga de capitales, destruyó la industria y abrumó a las familias argentinas.

En lugar de generar dinamismo, hemos pasado del estancamiento a una caída libre.

En este contexto, he decidido que no le daremos tratamiento parlamentario al Presupuesto Nacional proyectado por el gobierno saliente para el ejercicio 2020. Sus números no reflejan ni la realidad macroeconómica, ni las realidades sociales, ni los compromisos de deuda que realmente han sido asumidos.

Un presupuesto adecuado solo puede ser proyectado una vez que la instancia de negociación de nuestras deudas haya sido completada y, al mismo tiempo, hayamos podido poner en práctica un conjunto de medidas económicas, productivas y sociales para compensar el efecto de la crisis en la economía real.

La Nación está endeudada, con un manto de inestabilidad que desecha cualquier posibilidad de desarrollo y que deja al país rehén de los mercados financieros internacionales.

Tenemos que sortear ese escenario. Para poner a Argentina de pie el proyecto debe ser propio e implementado por nosotros, no dictado por nadie de afuera con remanidas recetas que siempre han fracasado.

La Argentina que buscamos construir es una Argentina que crezca e incluya. Una Argentina en donde haya incentivos para producir y no para especular.

Una Argentina con una visión de Proyecto Nacional de Desarrollo, en la cual la agroindustria, la industria manufacturera, los servicios basados en conocimiento, las PyMEs, las economías regionales y el conjunto de actividades productivas, sean capaces de agregar valor a nuestras materias primas para exportarlas y potenciar un robusto mercado interno.

Por eso, los Acuerdos Básicos de Solidaridad en la Emergencia serán el punto de partida para detener la caída libre de la situación que recibimos. Saldremos de ese cuadro con el consenso y de manera paulatina y sostenida.

Resulta fundamental recuperar la economía. Una macroeconomía ordenada es una condición necesaria para dejar lugar a la creatividad de las políticas en pos del desarrollo.  No hay progreso sin orden económico.

Para reordenar a la economía necesitamos salir de la lógica de más ajuste, más recesión y más deuda que se ha impuesto en los cuatro años que hoy acaban. En esa acción de reordenamiento, vamos a proteger a los sectores más vulnerables.

En este presente que afrontamos, los únicos privilegiados serán quienes han quedado atrapados en el pozo de la pobreza y la marginación.

Necesitamos aliviar la carga de la deuda para poder cambiar la realidad. Debemos volver a desarrollar una economía productiva que nos permita exportar y así generar capacidad de pago.

Quiero que todos comprendamos que el gobierno que acaba de terminar su mandato, ha dejado al país en una situación de virtual default. Por momentos siento estar transitando el mismo laberinto que nos atrapó en 2003 y del que pudimos salir con el esfuerzo del conjunto social.

Nuestro plan de Acuerdos Básicos de Solidaridad en la Emergencia, busca resolver esa situación de desorden, para otorgarle consistencia económica y social a nuestra recuperación.

La consistencia integral de lo que proponemos en materia de todas las variables del plan -precios, salarios, tarifas, tipo de cambio, aspectos monetarios, fiscales y sociales-, serán explicitadas en los próximos días, convocando a todos los sectores involucrados.

Apelo a la responsabilidad y el patriotismo de todas y todos.

Recibimos un país frágil, postrado y lastimado.

Es la hora de la vocación compartida que busca un país que le ofrezca un destino mejor a todas y a todos.

El plan macroeconómico que perseguimos es una pieza central pero no aislada de un Proyecto Nacional de Desarrollo que comprende múltiples áreas interrelacionadas. Vamos a trabajar de manera simultánea en nuevos ejes para transformar nuestra estructura productiva, con políticas activas que den cuenta del cambio tecnológico vertiginoso que enfrentamos, de la inter-relación entre industrias, recursos naturales y servicios.

Vamos a encarar el problema de la deuda externa. No hay pagos de deudas que se puedan sostener si el país no crece. Tan simple como esto: para poder pagar, hay que crecer.

Buscaremos una relación constructiva y cooperativa con el Fondo Monetario Internacional y con nuestros acreedores. Resolver el problema de una deuda insostenible que hoy tiene Argentina no es una cuestión de ganarle una disputa a nadie. El país tiene la voluntad de pagar, pero carece de capacidad para hacerlo.

El Gobierno saliente tomó una inmensa deuda sin generar más producción con la cual obtener los dólares imprescindibles para pagarla. Los acreedores tomaron un riesgo al invertir en un modelo que ha fracasado en todo el mundo una y otra vez. Nosotros queremos resolver el problema y para eso necesitamos que todas las partes trabajemos responsablemente.  

No vamos a repetir la triste historia de misiones de técnicos imprudentes que prometen planes que no pueden cumplir y toman decisiones que luego terminan comprometiendo el destino de millones de argentinas y argentinos.

Seriedad en el análisis y responsabilidad en los compromisos que se asumen para que los más débiles dejen de padecer. Bajo esas premisas asumiremos toda negociación de nuestra deuda.

Existe otro equilibrio básico que tenemos que construir: el equilibrio federal y territorial.

Argentina necesita poner fin a una estructura que muestra un país “central” rico y pujante y un país “periférico” que busca desarrollarse a partir de las mínimas concesiones que el país “central” entrega. No pueden haber argentinos de primera y argentinos de segunda. Argentina es una sola y mancomunadamente debe propender al desarrollos de todas y cada una de sus regiones. Ese es el desafío que enfrentamos y debemos superar.

Vamos a poner en marcha estos Acuerdos Básicos de Solidaridad en la Emergencia contando también con la participación de los Gobernadores de todo el país, con un criterio federal innovador, en clave productiva y social, más allá de lo meramente fiscal.

Llevaremos una parte sustancial de la actividad política y administrativa del Estado Nacional a las provincias, creando capitales alternativas, a fin de que la realidad de esos lugares de nuestra Patria pueda hacerse carne en los decisores de política, en los medios de comunicación y adquiera, a su vez, la visibilidad que no tuvieron durante décadas.

También vamos a realizar un análisis exhaustivo a fin de descentralizar y/o relocalizar en distintas provincias a los organismos del Estado Federal.

Así como ahora el Instituto Nacional de Vitivinicultura funciona en la Provincia de Mendoza y el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero funciona en la Ciudad de Mar del Plata, debemos pensar en diversas alternativas que garanticen un nuevo federalismo. 

Vamos a poner a la Argentina de pie, con una infraestructura federal de calidad, sostenible y sustentable, promoviendo el desarrollo regional y creando juntos miles de puestos de trabajo en cooperativas de servicio, pequeñas y grandes empresas. 

Vamos a desplegar por todo el país un Plan de Reactivación de Obras Públicas, que estén asociados al desafío ecológico y nos permitan mejorar un eco-sistema de relaciones ambientales, sociales y productivas.

Serán proyectos de ejecución rápida y con gran empleo de mano de obra local, destinados a mejorar la seguridad vial y la accesibilidad, el ordenamiento urbano y territorial, la construcción y el mantenimiento de edificios públicos y la infraestructura hidráulica, entre otros. 

Nuestro compromiso es garantizar la absoluta transparencia en la administración de los recursos destinados a la obra pública. Los ciudadanos podrán acceder a toda la información sobre el proyecto de la obra, los costos de la misma, el proceso de licitación y selección de la empresa ejecutora, monitorear los avances y denunciar irregularidades.

Vamos a desarrollar un ambicioso plan de regularización del hábitat y de la construcción de viviendas. Es inadmisible pensar que en pleno siglo XXI millones de argentinos no tengan un techo bajo el cual guarecerse. El nuevo Ministerio del Hábitat y la Vivienda ha sido instituido con el propósito de atender a la solución de esas carencias.

Vamos a atender la salud de los argentinos a través del Ministerio que alguna vez degradaron. La desatención que en estos años ha padecido la salud en Argentina está a la vista. Enfermedades que creíamos desterradas han vuelto a aparecer entre nosotros. De aquí en más, arbitraremos las medidas pertinentes para que nuestros hijos sean vacunados en tiempo y forma, para que en los hospitales no falten insumos y para que los remedios lleguen a nuestros abuelos de menos ingresos de modo gratuito.   

Todos estos desafíos debemos afrontarlos en un contexto internacional convulsionado. Argentina no debe aislarse y debe integrarse a la globalización. Pero debe hacerlo con inteligencia preservando la producción y el trabajo nacional. 

Queremos una diplomacia comercial dinámica que sea políticamente innovadora. Por eso en materia de relaciones internacionales, pondremos en marcha una integración plural y global.

Plural, porque Argentina es tierra de amistad y relaciones maduras con todos los países.

Global, porque esa integración es con el mundo y con lo local a la vez. Una Argentina inserta en la globalización, pero con raíces en nuestros intereses nacionales. Ni más ni menos lo que hacen todos los países desarrollados que promueven el bienestar de sus habitantes.

Nuestra Cancillería estará concentrada en conquistar nuevos mercados, motorizar exportaciones, generar una activa promoción productiva de inversiones extranjeras directas, que contribuyan a modificar procesos tecnológicos y a generar empleo.

En esa globalizacióntambién sentimos a América Latina como nuestro “hogar común”.

Vamos a robustecer el MERCOSUR y la integración regional, en continuidad con el proceso iniciado en 1983 y potenciado desde 2003.

Con la República Federativa del Brasil, particularmente, tenemos para construir una agenda ambiciosa, innovadora y creativa, en lo tecnológico, productivo y estratégico, que esté respaldada por la hermandad histórica de nuestros Pueblos y que va más allá de cualquier diferencia personal de quienes gobiernan la coyuntura.

La vamos a honrar, vamos a avanzar juntos en la construcción de un futuro de progreso compartido.

Seguimos apostando por una América Latina unida, para insertarnos con éxito y con dignidad en el mundo. En 1974, el general Juan Domingo Perón señalaba que “a niveles nacionales, nadie puede realizarse en un país que no se realiza. De la misma manera, a nivel continental, ningún país podrá realizarse en un continente que no se realice”.

Sabemos que se trata de un mundo altamente complejo. Con graves problemas y desequilibrios económicos. Han crecido en varios países movimientos autoritarios, ha habido golpes de Estado y al mismo tiempo en varios países crecen reclamos ciudadanos contra el neoliberalismo y la inequidad social.

En cualquier escenario, la Argentina levantará alto sus principios de paz, de defensa de la democracia, de plena vigencia de los derechos humanos. Defenderemos la libertad y autonomía de los pueblos a decidir sus propios destinos.

Reafirmamos nuestro más firme compromiso con el cumplimiento de la Cláusula Transitoria 1ra de la Constitución Nacional y trabajaremos incansablemente para potenciar “…el legítimo e imprescriptible reclamo por la soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes…”.

Lo haremos sabiendo que nos acompañan los pueblos de América Latina y el mundo y convencidos de que el único camino posible es el de la paz y la diplomacia. Honraremos la memoria de quienes cayeron en la lucha por la soberanía. Lo haremos trabajando por la resolución pacífica del diferendo y sobre la base del diálogo que propone la Resolución 2065 de las Naciones Unidas.

No hay más lugar para colonialismos en el Siglo XXI.

Sabemos que para esta tarea no alcanza el mandato de un Presidente, o de un Gobierno. Exige una política de Estado de mediano y largo plazo. Por ello convocaré en la órbita presidencial a un Consejo donde tengan participación todas las fuerzas políticas, la Provincia de Tierra del Fuego, representantes del mundo académico y de los excombatientes. Su objetivo será forjar un consenso nacional para diseñar y llevar adelante las estrategias que permitan conducir con éxito el reclamo más allá de los calendarios electorales.

Defenderemos nuestros derechos soberanos sobre las Islas Malvinas, la plataforma continental, la Antártida Argentina y los recursos naturales que estas extensiones poseen porque pertenecen a todos los argentinos.

La Argentina necesita una política ambiental activa, que promueva una transición hacia un modelo de desarrollo sostenible, de consumo responsable y de valoración de los bienes naturales.

En esa búsqueda estamos inspirados en la Encíclica “Laudato Si” de nuestro querido Papa Francisco, Carta Magna ética y ecológica a nivel universal. Por eso hemos tomado como primera decisión jerarquizar como Ministerio el área ambiental.

Reafirmamos nuestro compromiso con el Acuerdo de París, promoviendo el desarrollo integral y sostenible mediante una transición justa que asegure que nadie quede atrás. Estas medidas son esenciales para atender las vulnerabilidades del país, en particular, de los sectores más desprotegidos, que son los que más sufren los efectos del Cambio Climático. Necesitamos ordenar las condiciones para la conservación y uso racional de los recursos ambientales, de los bosques y la biodiversidad, de los humedales y los suelos, del mar y sus recursos.

Queridas argentinas, queridos argentinos:

En simultáneo con la solidaridad en la emergencia, en los próximos días estaremos enviando al Parlamento las bases legislativas para institucionalizar un Consejo Económico y Social para el Desarrollo, que será el órgano permanente para diseñar, consensuar y consagrar un conjunto de políticas de Estado para la próxima década.

Le daremos rango legislativo y propondremos que sus máximas autoridades sean elegidas con acuerdo Parlamentario, por un período de gestión que trascienda nuestro mandato.

Pretendemos que en este ámbito plural se diseñen los grandes pilares institucionales y productivos de mediano y largo plazo -sin discusiones coyunturales-, rumbo a un desarrollo humano integral e inclusivo.

Aspiramos a que desde este Consejo se abran debates informados, con evidencia científica, con participación creativa, con el concurso de técnicos y profesionales de toda la Argentina que puedan inspirar la construcción de rumbos diferentes.

Sabemos que nuestro país no se destaca por haber tenido políticas de Estado. Desde 1983 ha habido solo dos constantes. La decisión irrevocable de vivir en una sociedad democrática y la voluntad de integrarnos regionalmente.

Tenemos la responsabilidad de asumir como políticas de Estado otros imperativos morales irrevocables de la sociedad Argentina. Desde 1983 la sociedad ha trabajado para el Nunca Más al terrorismo de Estado, para lograr Memoria, Verdad y Justicia. Los primeros avances se lograron desde 1983 y luego se retomaron muchos otros desde 2003. Y se impidió colectivamente cualquier retroceso en esta materia. Estamos orgullosos como sociedad de tener hoy Fuerzas Armadas comprometidas con la democracia.

Hoy es el Día Internacional de los Derechos Humanos. Y hoy, otra vez, la Argentina vuelve a comprometerse con el respeto a los derechos del hombre y a levantar ese compromiso como bandera inclaudicable en cualquier país del mundo.

Mejorar la calidad de los derechos humanos y cívicos implica también superar esta pobre calidad institucional en la que vivimos.

Es tiempo de ciudadanizar la democracia. Tenemos una democracia con cuentas pendientes y siento que expreso a una generación que llega en esta hora al poder para tomar la decisión de saldarlas.

Una democracia sin justicia realmente independiente no es democracia.

Supo decir un penalista clásico, que cuando la política ingresa a los Tribunales, la justicia escapa por la ventana.

Sin una justicia independiente del poder político, no hay república ni democracia. Solo existe una corporación de jueces atentos a satisfacer el deseo del poderoso y a castigar sin razón a quienes lo enfrenten.

Hemos visto el deterioro judicial en los últimos años. Hemos visto persecuciones indebidas y detenciones arbitrarias inducidas por los gobernantes y silenciadas por cierta complacencia mediática.  

Por eso hoy vengo a manifestar frente a esta Asamblea y frente a todo el Pueblo Argentino, un contundente Nunca Más.

Nunca Más a una justicia contaminada por servicios de inteligencia, “operadores judiciales”, procedimientos oscuros y linchamientos mediáticos.

Nunca más a una justicia que decide y persigue según los vientos políticos del poder de turno.

Nunca más a una justicia que es utilizada para saldar discusiones políticas, ni a una política que judicializa los disensos para eliminar al adversario de turno.

Lo digo con la firmeza de una decisión profunda: Nunca más es nunca más.

Porque una justicia demorada y manipulada significa una democracia acosada y denegada.

Queremos una Argentina donde se respeten a rajatabla la Constitución y las leyes. Queremos que no haya impunidad, ni para un funcionario corrupto, ni para quien lo corrompe, ni para cualquiera que viola las leyes. Ningún ciudadano por más poderoso que sea está exento de la igualdad ante la ley. Y ningún ciudadano, por más poderoso que sea, puede establecer que otro es culpable si no existe debido proceso y condena judicial firme.

Cuando se presupone la culpabilidad de una persona sin condena judicial se está violentando no sólo la Constitución, sino los principios más elementales del Estado de Derecho.  

Para superar este muro que lo único que ha garantizado en la Argentina es la impunidad estructural, en los próximos días vamos a enviar al Parlamento un conjunto de leyes que consagren una integral reforma del sistema federal de justicia.

Al mismo tiempo, estaremos reorganizando y concentrando los esfuerzos de la justicia de modo que se pueda enfatizar con eficacia y transparencia la investigación del crimen organizado, el crimen complejo y el narcotráfico y la droga, que son flagelos que debemos abordar con un carácter sistémico.

Se trata de aprovechar valiosos y mayoritarios recursos que hoy existen en nuestro sistema de Justicia, de modo de terminar con la mancha ominosa que un sector minoritario le provoca a la credibilidad de las instituciones.

En el mismo sentido de transformación profunda, he decidido que sea intervenida la Agencia Federal de Inteligencia, para impulsar así una reestructuración de todo el sistema de inteligencia e información estratégica del Estado.

Como paso inmediato, dispondré la derogación del decreto 656 del 2016, que fue una de las primeras y penosas medidas que la anterior administración promovió y que significó consagrar el secreto para el empleo de los fondos reservados por parte de los agentes de inteligencia del Estado.

En el marco de la derogación de dicha medida, que significó un lamentable retroceso institucional, también he tomado otra decisión: dichos fondos reservados, no sólo dejarán de ser secretos, sino que serán reasignados para financiar el presupuesto del Plan contra el Hambre en la Argentina.

Lo mismo haremos con el resto de los fondos reservados que el actual presupuesto nacional hoy prevé para las otras fuerzas armadas y de seguridad, que serán mantenidos como tales en la medida indispensable, sólo cuando necesidades estrictísimas de defensa y seguridad lo exijan, y siempre con un máximo nivel de control parlamentario.

Lo digo y reitero con la firmeza de una convicción profunda.

Nunca más al Estado secreto.

Nunca más a la oscuridad que quiebra la confianza.

Nunca más a los sótanos de la democracia.

Nunca más es nunca más.

En este contexto, les anuncio también que en las próximas semanas estaremos enviando al Parlamento y sometiendo al debate informado de la sociedad civil y los expertos de todo el país, una propuesta de transformación y coordinación estructural de toda la política de seguridad ciudadana y prevención de la violencia.

Aspiramos a que sea no sólo una política de Estado sino también una política de la sociedad. Concertada, plural, integral y co-gestionada, más allá del plazo de nuestro mandato, entre todos los actores del sistema político. Para evitar los péndulos peligrosos que no hacen más que poner en cuestión la credibilidad de las instituciones.

Queremos poner a la Argentina de pie. Y en ese objetivo también tienen que estar incluidas nuestras fuerzas armadas.

Para eso tienen que estar capacitadas y equipadas, alistadas y adiestradas, para el cumplimiento de la misión principal y las misiones secundarias.

Queremos una política de Defensa autónoma, defensiva y cooperativa, articulando principalmente con los países de la región, con quienes ya no tenemos hipótesis de conflicto.

Estamos convencidos de que la ciencia, la tecnología, la producción para la Defensa y la ciberdefensa pueden constituirse en vectores fundamentales del desarrollo nacional.

Queremos que el Sistema de Defensa continúe apoyando la política antártica nacional, siendo nuestro país el que mayor presencia ininterrumpida tiene en el continente blanco y el que más bases posee. Allí, el aporte logístico de las fuerzas armadas hace posible que centenas de científicos e investigadores puedan realizar su tarea, aún en situaciones extremas.

Continuaremos con las misiones de mantenimiento de la paz en el marco de nuestra pertenencia a la Organización de las Naciones Unidas. 

Como Comandante en Jefe quiero decirles con claridad a nuestras fuerzas armadas: tenemos una enorme oportunidad para mirar al futuro y hacer de la política de Defensa una verdadera política de Estado, con un consenso amplio de las fuerzas políticas y un fuerte compromiso con nuestra Constitución Nacional. 

Ciudadanizar la democracia también es respetar la libertad de expresión y todas las opiniones emitidas a través de los medios masivos de comunicación.

En tiempos de operaciones de intoxicación con noticias falsas a través de las redes sociales, necesitamos más que nunca de medios vibrantes, comprometidos con la información de calidad.

Los medios están hoy inmersos en un cambio tecnológico exponencial que, al interpelarlos, también interpela a nuestra democracia. Nuestro Gobierno asume el compromiso de acompañarlos con independencia en esta transición. Y de consolidarlos como una gran industria del conocimiento.

En esta dimensión de pleno respeto, vamos a hacer una convocatoria a una mejor calidad institucional en nuestra relación con los medios periodísticos, a través de la reformulación en lo que ha sido hasta hoy el manejo de la pauta de publicidad del Estado.

La administración que hoy terminó, gastó un monto total de 9.000 millones de pesos en propaganda oficial.

Un despropósito de propaganda estatal, en un país con hambre de pan y hambre de conocimientos.

Queremos una prensa independiente del poder e independiente de los recursos que la atan al poder.

Por eso, vamos a reorientar el presupuesto de publicidad del Estado bajo otros criterios.

Queremos que dejen de servir a la propaganda del Estado para que pasen a servir al mejoramiento de la calidad educativa.  

No vamos a recortar esta cifra inmensa en su totalidad, porque afectaría el movimiento empresarial de nuestros medios periodísticos. Pero sí vamos a reorientarla.

Queremos que los avisos que pague nuestro gobierno, en lugar de hacer propaganda, contribuyan a mejorar el proceso de aprendizaje de nuestros jóvenes.

Para que la matemática, la historia, la literatura, la física y las ciencias de nuestras currículas escolares, puedan ser enseñadas de modo más eficaz y creativo, a través de contenidos que sean desarrollados y diseminados por la pauta publicitaria que se pone en marcha con los recursos del Estado.

No queremos avisos pagos con dinero de todos para que elogien las bondades del gobierno de turno.

Vamos a invertir el presupuesto de la publicidad oficial para publicar avisos en los medios que serán herramientas pedagógicas, que nos ayuden a mejorar el rendimiento educativo de nuestros jóvenes en todo el país. Tenemos que poner estos recursos al servicio del dictado de contenidos más accesibles y más adaptados a las demandas modernas.

En las próximas semanas estaremos convocando a las instituciones periodísticas de todo el país, para que se sumen con su talento a esta propuesta y se comprometan junto a docentes, científicos, pedagogos y expertos en educación, bajo la consigna de mejorar la calidad educativa.

El sistema de medios del Estado –radio, televisión, agencias de noticias, espacios culturales- también va a contribuir a este propósito prioritario. Más y mejor educación para todas y todos.

Y también vamos a promover que todas las jurisdicciones y los otros Poderes del Estado del país, con un criterio federal, se sumen a este propósito.

No habrá pauta del Estado para financiar programas individuales de periodistas. Sólo se destinará a instituciones periodísticas. En la relación con los periodistas, más que nunca tiene sentido aquella frase de que “las cuentas claras conservan la amistad y el respeto”.

En el mismo contexto de innovación, vamos a proponer una Gran Escuela de Gobierno, con altísima excelencia académica, como eje de un proceso de profesionalización, mérito y carrera administrativa en el marco del Estado Nacional.

Impulsamos todas estas decisiones porque entendemos que un Nuevo Contrato de Ciudadanía Social implica poner en marcha una gesta educativa, científica y tecnológica. Como alguna vez dijera Arturo Frondizi, debemos lanzarnos “con decisión y coraje a la conquista del futuro”.

Pondremos todos los esfuerzos necesarios para universalizar la educación de la primera infancia, para que todas nuestras niñas y niños, desde los 45 días hasta los 5 años aprendan, jueguen y convivan en ese espacio fundamental para su futuro como personas y para nuestro futuro como nación que es la escuela.

No descansaremos hasta que un niño en una zona rural tenga el mismo acceso a una educación transformadora que una niña de un centro urbano, viva en el punto del país que viva. Hoy existen regiones en donde 3 de cada 10 chicos no comienzan su escolaridad antes de los 5 años y otras donde la mitad no lo hace antes de los 4.

Asimismo, vamos a tener como prioridad avanzar en la extensión de la jornada escolar, una iniciativa fundamental para romper las desigualdades de origen. Empezaremos por las escuelas a las que asisten niñas, niños y jóvenes de sectores que más necesitan del Estado, que ya no pueden esperar más.

Nada de esto será posible si no valorizamos a lo más importante de este sueño que tenemos entre manos: queremos que cada maestro y cada maestra deseen ser los educadores del futuro, el motor de cambio y transformación de nuestra sociedad. Mejorar las condiciones de trabajo y asegurar una formación inicial y permanente debe ser una prioridad.

Durante mi gobierno estableceremos las bases de un gran Pacto Educativo Nacional, con todos los actores de la comunidad educativa y de la sociedad.

Y esto no es letra muerta de un discurso.

La Argentina se hizo valiosa cuando Alberdi y Sarmiento trabajaron para que la educación sea pública. Se hizo rica con la Reforma Universitaria. Se hizo más potente cuando el justicialismo declaró la gratuidad de la enseñanza universitaria.

Reivindicamos a la investigación científica y tecnológica porque ningún país podrá desarrollarse sin generar conocimientos y sin facilitar el acceso de toda la sociedad al conocimiento. He decidido que en nuestro Gobierno el área respectiva recupere su jerarquía Ministerial que nunca debió perder.

Junto al movimiento obrero organizado, columna vertebral del acuerdo social, también vamos a impulsar un esencial fortalecimiento de la formación permanente para los trabajos del presente y del futuro. Queremos que el cambio tecnológico tenga alma, que esté al servicio de vivir bien, que multiplique productividad, inclusión y equidad.

No quiero finalizar sin mencionar enfáticamente que en estos próximos cuatro años haré todos los esfuerzos necesarios para que estén en un primer plano los derechos de las mujeres. Buscaremos reducir, a través de diversos instrumentos, las desigualdades de género, económicas, políticas y culturales. Pondremos especial énfasis en todas las cuestiones vinculadas al cuidado, fuente de muchas desigualdades, ya que la mayor parte del trabajo doméstico recae sobre las mujeres en Argentina al igual que otros países.

Ni una Menos debe ser una bandera de toda la sociedad y de todos los poderes de la república. El Estado debe reducir drásticamente la violencia contra las mujeres hasta su total erradicación.

También en nuestra Argentina hay mucho sufrimiento por los estereotipos, los estigmas, por la forma de vestirse, por el color de piel, por el origen étnico, el género o la orientación sexual. Abrazaremos a todos quienes sean discriminados. Porque cualquier ser humano, cualquiera de nosotros, puede ser discriminado por lo que es, por lo que hace, por lo que piensa. Y esa discriminación debe volverse imperdonable.

Nuestra ética política reivindica los valores de la solidaridad y la justicia.  A todos los argentinos nos afecta la crisis. Quiero dirigirme un momento también a quienes están en una mejor situación económica. A los argentinos que por su esfuerzo o por el motivo que fuera tienen una situación más placentera.

En un contexto de gravedad extrema, de emergencia, debemos comprender que no existe la posibilidad de pedirle sacrificios a quien tiene hambre, no se le puede pedir sacrificios a quien no puede llegar a fin de mes. Debemos salir de esta situación con solidaridad, para que cuando se encienda la economía todos los sectores, sin excepción, puedan verse beneficiados. Pero hasta eliminar el hambre le pediremos mayor esfuerzo solidario a quien tenga más capacidad de darlo.

Comenzar por los últimos, para llegar a todos.

Y así, proponemos una Argentina donde el abrazo crezca, se multiplique, porque necesitamos unirnos. Si logramos detener el odio, podremos detener la caída de la Argentina.  

La primera y principal liberación como país es lograr que el odio no tenga poder sobre nuestros espíritus. Que el odio no nos colonice. Que el odio no signifique un derroche de nuestras personas viviendo en comunidad.

Quiero terminar agradeciendo profundamente la generosidad y destacar la visión estratégica que nuestra vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, ha expresado en este tiempo de la Argentina.

Permítanme también recodar en esta hora a tres personas que me signaron en la vida.

Quiero recordar a mi madre que me marcó con su ejemplo.

Quiero recordar a Esteban Righi quien me inculcó como nadie los mejorrs valores del Estado de Derecho.

Y quiero recordar a Néstor Kirchner, quien en el año 2003 me permitió participar de la maravillosa aventura de sacar a la Argentina de la postración.

Quiero agradecer también a todas mis compañeras y compañeros del espacio político que nos ha llevado a la victoria, por la permanente dedicación y militancia.

Muchas veces me he preguntado en estos días por qué motivos quisiera que nuestro Gobierno sea recordado en el futuro.

Quisiera que seamos recordados por haber sido capaces de ayudar a volver a unir a la mesa familiar. Que las lógicas y saludables diferencias políticas que pueden existir en una familia puedan dialogarse en paz y en respeto, sin divisiones o peleas.

Quisiera que seamos recordados por haber sido capaces de superar la herida del hambre en la Argentina, que es un insulto a nuestro proyecto colectivo de vida en común.

Quisiera que seamos recordados por haber sido capaces de superar la lógica perversa de una economía que gira alrededor de la desorganización productiva, la codicia, la especulación y la infertilidad para las mayorías.

Quisiera que dejemos como huella haber reconstruido la casa común con un gran proyecto nacional, un Acuerdo Estratégico para el Desarrollo, del cual nos sintamos orgullosos.

Por eso, deseo que las palabras finales de mi primer mensaje como Presidente de toda la Argentina, no constituyan una respuesta sino una pregunta.

Las respuestas sin preguntas son como árboles sin raíces. Y sólo en el encuentro entre las preguntas y las respuestas nuestras palabras adquieren vida real.

¿Seremos capaces, como Argentina Unida, de atrevernos a construir esta serena y posible utopía a la cual nos llama hoy la historia?

¿Seremos capaces como sociedad?

¿Seremos capaces como dirigentes?

Yo quiero ser el Presidente de la escucha, del diálogo, del acuerdo para construir el país de todos.

Días atrás un amigo me señalaba la importancia de todo ello en el futuro que se avecina. Tenía razón al decir que tenemos que aprender a escucharnos aun sabiendo que no pensamos los mismo. Demasiado tiempo probamos el método del enojo y del rencor. Todas y todos debemos despojarnos del rencor que cargamos. Volvamos a ganarnos la confianza del otro. Volvamos a confiarnos entre nosotros.

Nos ha llegado la hora. Por eso estoy aquí.

Cuando mi mandato concluya, la democracia argentina estará cumpliendo 40 años de vigencia ininterrumpida.

Ese día quisiera poder demostrar que Raúl Alfonsín tenía razón.

Espero que entre todos podamos demostrar que con la democracia se cura, se educa y se come.

Pongámonos de pie y empecemos nuevamente nuestra marcha. 

Muchas gracias.