Grupos paramilitares intentan asesinar al periodista Adair Pintos en Bolivia

Nota

Por VERONICA ZAPATA

Intentaron asesinar al periodista Adair Pintos para acallar una voz de un  periodista que denuncia el accionar delictivo y repudiable de este grupo paramilitar y del gobierno de facto.

El periodista Adair Pintos Rivera del programa radial Potencia Dinámica de la 95.8 FM, denunció que intentaron asesinarlo la mañana del 1 de integrantes de la conocida banda criminal “Resistencia juvenil Cochala” en el departamento de Cochabamba, Bolivia. Royer Revuelta Villaroel, integrante de este grupo paramilitar lo apuñaló durante un encuentro con este grupo en una discoteca donde lo fueron a buscar con el objetivo de matarlo. Este grupo de delincuentes es conocido por su trabajo previo y durante el golpe de estado del 10 de Noviembre del 2019 en Bolivia, por atacar y amedrentar a las mujeres de pollera, quemar casas de militantes, radios comunitarias, sindicatos, golpear y torturar militantes del M.A .S., etc. Este grupo fue parte del brazo armado en articulación con la policía y las fuerzas armadas bolivianas, de la oligarquía boliviana representada en Fernando Camacho y Carlos Mesa, quiénes coordinaron y financiaron a este grupo de delincuentes que se caracterizaron por andar motorizados, armados con palos, bates, cuchillos, armas de fuego, escudos, cascos, basokas y granadas por las calles.  Hoy siguen en funcionamiento y cuando la ocasión lo amerita en servicio del gobierno de facto, entran en acción. Esta vez, intentaron asesinar al periodista Adair Pintos para acallar una voz de un  periodista que denuncia el accionar delictivo y repudiable de este grupo paramilitar y del gobierno de facto.

Adair Pintos relató los hechos: “La primer puñalada fue dirigida al corazón, gracias a que pude esquivarla,  impactó en mi tórax derecho, la segunda en el estómago y la última cercana a la vena aorta del muslo derecho”. Los agresores justificaron el ataque porque están en contra del  trabajo periodístico que desarrollo en radio Potencia Dinámica en 95.8 FM”, sostuvo el periodista.

Pintos confirmó la detención del delincuente: “El domingo pasado en una audiencia de medidas cautelares en el palacio de justicia del juzgado de turno se determinó la detención preventiva por cuatro meses para el presunto autor del delito de “homicidio en grado de tentativa” en el penal de San Sebastián de hombres. Por otro lado, el abogado del periodista sostuvo: “Se tienen dos personas acusadas en la investigación, una que se dio a la fuga y otra que fue el que utilizó el arma blanca que fue aprehendido por las personas civiles que se encontraban en el lugar”.

Adair Pintos prosiguió con su relato: “Lamentablemente este hecho sucedió cuando me encontraba reunido con unos amigos en una discoteca e ingreso este grupo presentándose como “Resistencia Juvenil Cochala”, y  me empezaron a insultar por la labor que desempeño en radio “Potencia Dinámica”, y dónde informo  sobre los hechos que vienen sucediendo en Bolivia . Esta situación sería de molestia para ellos, situación que desencadenó que uno de los miembros de ese grupo me mostrara una foto de mi hermana y amenazara con violarla y de que me moriría ese día. Luego cumplieron con su amenaza, yo salía del local y cuando estaba sentado dentro del taxi vino este señor y me dio un golpe con el puño e inmediatamente me apuñaló en diferentes lugares de mi cuerpo. Si yo no hubiera reaccionado, hubiera llegado una puñalada en el corazón, otra en el estómago y otra cerca de la vena aorta en el muslo derecho”.

Esta situación fue valorada por la saña por las autoridades correspondientes, ya que fue planeada para atentar contra mi vida. Agradezco a las autoridades, no es la primera vez que los periodistas son agredidos por este grupo. Pido que se den las garantías necesarias para mi familia que fue amenazada, temo por mi familia, ellos son los que principalmente han sido amenazados por estos señores de quiénes se conocen los antecedentes delictivos”.

Adair Pintos y la defensoría del pueblo señalaron que el agresor es parte de ese grupo paramilitar, sin embargo la líder de esa organización paramilitar, Milena Soto, negó que dicha persona fueran parte de ellos, pese a que hay suficientes videos e imágenes en las redes sociales de Royer Revuelta Villaroel jactándose de ser parte del grupo. También se la puede observar a ella misma, Milena Soto en fotos portando armas y apuntando a la gente durante el golpe de estado. El accionar de este grupo es siempre negar las acciones criminales que cometen, incluso aunque se encuentren filmadas y hayan sido publicadas en las redes sociales. Fueron parte del brazo armado de la oligarquía boliviana, financiada y digitalizada por la Casa Blanca, que dieron el golpe de estado violento el pasado 10 de Noviembre del 2019, junto a la policía y las fuerzas armadas.

La C.I.D.H. brindó garantías a los defensores públicos por amenazas de este grupo paramilitar.

Ante la decisión judicial de encarcelar al acusado, Nelson Cox , delegado de la defensoría del pueblo de Cochabamba destacó la labor del órgano judicial. El mismo Nelson Cox, fue amenazado por este grupo paramilitar por su labor destacada en la defensoría, y la Corte Internacional de Derechos Humanos (C.I.D.H.) tuvo que intervenir porque se determinó que corría riesgo su vida y le otorgó medidas de protección. La misma suerte corrió Nadia cruz de la defensoría de La Paz y también, intervino la C.I.D.H. brindando protección. Ambas defensorías del pueblo, tanto de La Paz como de Cochabamba, fueron objeto de amenazas e intentos de tomas y bloqueo para impedir que los defensores accedieran a sus fuentes de trabajo. Incluso una mujer tuvo que ser detenida por portar un arma en la mochila dentro de la oficina de Cox.

 La defensoría señaló que este caso se suma a otras denuncias de periodistas y ciudadanos que sufrieron amenazas y agresiones con armas de fuego de parte de este grupo paramilitar. Se reiteró el pedido de todo el pueblo boliviano de que la policía desmovilice y desarticule a esa organización criminal a la brevedad.

La  presidenta de facto, Jeanine Áñez , les entregó 15 motocicletas pos golpe de estado que habían perdido durante sus agresiones y acciones criminales contra los indígenas, y en especial, contra las mujeres de pollera, también contra todo aquel que pudiera ser identificado como militante del Movimiento al Socialismo.

(*) Verónica Zapata. Periodista y psicóloga boliviana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 8 =