INFLACIÓN Y REFORMA TRIBUTARIA

ECONOMÍA & FINANZAS POLÍTICA NACIONAL

Por MIGUEL PONCE (*)

El economista MIGUEL PONCE nos da detalles de un programa propuesto por la COMISIÓN DE ECONOMIA DE LA CONVENCIÓN-UCR a la Presidencia de esa instancia partidaria.

El economista nos brinda detalles técnicos y te dejamos la propuesta.

El problema de la inflación en la Argentina y su vínculo con la reforma tributaria

La finalización de la gira europea del presidente de la Nación y el ministro de economía trajo varios anuncios que pueden considerarse auspiciosos. Apoyos más o menos explícitos de cuatro países a lograr una mayor flexibilidad por parte del FMI, el relanzamiento de las negociaciones con ese organismo por un programa de facilidades extendidas (EFF), una mirada más benevolente ante la aplicación de sobretasas a la deuda existente con el FMI, y la hipótesis de evitar intereses punitorios por parte del Club de Paris de no cumplirse con el pago del vencimiento del 30 de mayo si se avanza rápidamente en la concreción del citado acuerdo. A todo ello se sumaría la emisión de un monto importante de Derechos Especiales de Giro (DEG) por parte del FMI en agosto próximo, lo que implicará el agregado del equivalente a unos 4200 millones de dólares a las reservas nominales del Banco Central.

Desde la COMISIÓN DE ECONOMÍA de la H. Convención Nacional de la UCR, entendemos que es vital aprovechar estas señales positivas, y ello está claramente asociado a la concreción rápida del acuerdo con el FMI, de ser posible hacia finales del mes de junio próximo. Ahora bien, para ello el FMI ha indicado en reiteradas ocasiones que espera que el país presente un plan consistente y sostenible para lo que resta del 2021 y para 2022 y 2023. También ha señalado que la principal inconsistencia que percibe en las propuestas que le ha acercado hasta aquí el Ministerio de Economía es “la falta de un ancla creíble para la inflación”. Lo que vuelve a poner sobre el tapete lo que constituye el problema crucial de la economía argentina en las últimas décadas: la alta y permanente inflación que parece inmune a todas las medidas que se han intentado.

La imposibilidad de contenerla no es, de ninguna manera, un problema exclusivo del actual gobierno. Se han ensayado toda clase explicaciones para este fenómeno, desde las más simplistas que lo ubicarían como la consecuencia de la conducta un grupo concentrado de empresarios inescrupulosos hasta los intentos más o menos sofisticados de explicarla como un “fenómeno multicausal y multitemporal”. En realidad, la inflación es solo uno de los síntomas del problema macroeconómico argentino de los últimos años: las erróneas políticas cambiarias alternando periodos de sobrevaluación con fulminantes devaluaciones ha contribuido a la caída de las exportaciones, la baja de la inversión y el alto desempleo, generando una expansión creciente del gasto público con su correlato de déficit fiscal. La necesidad de financiar el déficit crónico ha producido la creciente expansión monetaria y el endeudamiento, combinación que hace inevitable una alta inflación. En el mundo globalizado de hoy, ninguna economía con déficit fiscal funciona adecuadamente y la Argentina no puede ser la excepción.

Pero, crucialmente, todos estos diagnósticos e intentos de explicación del fenómeno encubren una realidad que debe asumirse: la inflación es un impuesto más, el más regresivo y el más injusto por afectar con mayor virulencia a los que menos tienen, que es aplicada por el Estado ante su incapacidad para lograr el equilibrio fiscal y recaudar de manera eficiente.

DR. JORGE SAPPIA ING. MIGUEL PONCE

Es sabido que el sistema tributario argentino arrastra una serie de problemas que los sucesivos intentos de llevar a cabo una “reforma tributaria” que siempre terminó siendo parcial y sesgada, lejos de resolver, terminaron agravando, en un escenario donde la complejidad del sistema hace muy difícil una recaudación eficiente, y se refuerzan el sesgo anti-inversión y la regresividad. Sobre este panorama se monta el impuesto inflacionario; diversas estimaciones indican que en 2020 su contribución ha sido de entre 2.2 y 3.3 puntos porcentuales del PIB—la mitad de la contribución real del impuesto a las ganancias! El circulo vicioso de alto déficit fiscal, alta inflación y endeudamiento creciente solo puede romperse con una reforma profunda, que además de una nueva estructura impositiva establezca una política cambiaria coherente que permita implementar una política industrialista competitiva, creadora de empleos y fuertemente exportadora.

Esta COMISIÓN DE ECONOMÍA de la Hconvención Nacional de la UCR entiende que, para atacar de raíz las causas dela inflación, terminar con esta regresividad y poder iniciar un círculo virtuoso de estímulo a la inversión, la producción y la creación de empleo digno y una más justa distribución de la riqueza se requiere una reforma tributaria de tal dimensión que solo sería posible sobre la base de un amplio consenso político y social, difícil de imaginar en un año electoral como este. Ello no exime ahora al gobierno de elaborar y consensuar con la oposición un plan económico sustentable y plurianual que comience por plantear todas las medidas necesarias para que haya convergencia con las previsiones del presupuesto 2021 aprobado por el Congreso Nacional.

Dr. Jorge SAPPIA – PRESIDENTE H.Convención Nacional UCR

Ing. Miguel PONCE – COORDINADOR COMISIÓN DE ECONOMÍA de la HCN UCR

CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES, 21 de mayo, 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − nueve =