Publicado el

Macri, el principio del fin

Lo que nadie te va a decir sobre la elección en Neuquén

El domingo comenzó un proceso que va a culminar en octubre o noviembre con la elección de un nuevo presidente.

Audio del Primer Bloque da La Otra Historia

Este domingo se hicieron las elecciones en Neuquén.
Se trata de una provincia especial de la República Argentina, ya que es uno de los pocos distritos donde un partido provincial gobierna desde el regreso de la democracia.

Nos quieren hacer creer que ganó la ancha avenida del medio, pero cuando los medios hegemónicos titulan una noticia de esa forma, es menester analizar cuál es la verdadera noticia que nos están ocultando.

En verdad, ayer sucedieron dos cosas:

  1. El Frente Cambiemos, que ganó las elecciones en 2015 en esa provincia, tuvo el 17 % menos de votos, lo que implica que perdió casi la mitad de sus adeptos.
    Podríamos decir entonces que el gran perdedor de la elección de ayer fue, sin lugar a dudas, la representación de Macri en la provincia de Neuquén, que pasó de ganar las elecciones a un lamentable tercer puesto. Lo cierto es que entre la elección del 2017 y el 2019, el MPN creció un 6,52%, mientras que el Frente Unidad Ciudadana para la Victoria, pasó de 73310 votos en el 2017 a 96172 en esta última elección, es decir, que creció un 31,19%
  2. Lo otro que pasó, y es digno de destacar, es que la boleta única electrónica se anotó otro fracaso, luego de aquel que tuvo en 2015 en la Capital Federal.
    Sí, señores: nuevamente se intentó imponer un mecanismo para acelerar la obtención de los resultados de las elecciones y falló estrepitosamente.

Desde hace tiempo, en FMAgora venimos diciendo lo que muchos técnicos de primer nivel, tanto de Argentina como del resto del mundo, afirman: que no hay sistema electoral en el que intervengan computadoras que sea infalible, todos son violables.

Cabe recordar la elección de 2015 que pusiera a Rodríguez Larreta como jefe de gobierno porteño, en la que la propia empresa denunció intrusiones en sus sistemas, dos de ellas desde una IP de los Estados Unidos, lo que hace imposible su investigación.

A Lousteau le pagaron el silencio con la Embajada Argentina en Estados Unidos.

Es importante destacar que la empresa que Macri contrató para el procesamiento electrónico en las elecciones de este año tiene sus servidores en los Estados Unidos, es decir que si un juez quisiera hacerle una pericia, no podría porque no tiene jurisdicción.

La elección de este domingo nos dejó dos grandes enseñanzas. La primera es que la derrota electoral de Macri está asegurada; la segunda, que existe un gran peligro y es que el resultado puede ser manipulado.

Macri o María Eugenia Vidal van a perder. Depende del campo nacional y popular que el éxodo de votantes estafados encuentre en nosotros una esperanza…

¡Ah! Estemos atentos, nos gobiernan los bisnietos de los autores del fraude patriótico.

Un fuerte abrazo peronista.

Ale Gil